La Rioja

VUELVE MARIÑAS

El curso televisivo comienza hoy con la llegada de las principales estrellas de las cadenas a sus puestos de trabajo. Algunas regresaron con anticipación (como Ana Rosa la semana pasada) y otros andan rezagados (como Motos, que espera a mañana). Pero la mayoría toman hoy las riendas. Griso ha adelantado su horario con el ánimo de arañar 'share' a su rival en Telecinco, Wyoming vuelve para levantar una Sexta que en verano lo ha echado mucho de menos, y Sergio Martín ha dejado las tertulias de noche para servir los desayunos de TVE, que en otro tiempo fueron buque insignia informativo de la cadena pública, pero que desde que se fue Ana Pastor perdieron audiencia e influencia.

También debuta hoy, con el ánimo de hacerse un hueco en las mañanas, María Casado, que ha sido la elegida finalmente por TVE para sustituir a Mariló Montero. Han buscado a una presentadora moderada y sin estridencias, justo lo contrario de la anterior. El magacín matinal de la pública lleva siglos arrastrando unas audiencias mediocres y sin destacar en nada. Esta era una oportunidad de oro para hacer borrón y cuenta nueva y plantear otro tipo de programa con el fin de ganar espectadores y cumplir con el servicio públicO que esta emisora debería llevar en su ADN. El camino para conseguir esto tendría que discurrir sin duda por la información y la actualidad. Habrá que ver que depara, pero a priori no parece que sea el sendero que pretende recorrer. La gran baza de la nueva temporada es Jesús Mariñas, el que en otros tiempos fue estrella de 'Tómbola'. Y con él retornan los temas de corazón a la mañana de La 1. Era un reclamo popular, claramente. El mundo necesitaba más tertulias rosas y vísceras, porque no tenemos suficiente con lo que sirve cada día Telecinco o Igartiburu al mediodía en esa casa. Entiéndame la ironía, por favor.

Y así se presenta Casado, con cotilleos, recetas y consejos médicos, camino de una intrascendencia en la que los responsables actuales del ente público parece que se encuentran a gusto. Habrá que ver lo que aporta de nuevo en nuestras vidas Mariñas. Y si detrás de él también vuelven Karmele, el padre Apeles y Chabeli.