La Rioja

 «Me gusta mi trabajo y eso que soy muy vago»

«Me gusta mi trabajo y eso que soy muy vago»

  • Antonio Dechent es un abogado sin escrúpulos en 'Sé quién eres', la nueva producción de Telecinco. «Esta serie es como el Cluedo»

Si Antonio Dechent (Sevilla, 1960) hubiera podido elegir alguno de sus papeles «sería el más famoso del barrio o el gran protagonista». Pero el actor andaluz ha esculpido su carrera entre papeles secundarios, «y eso está muy bien», asegura. Ahora le veremos metido en la piel de un abogado sin escrúpulos cuyo socio principal ha perdido la memoria. Se trata de 'Sé quién eres', la nueva serie que prepara Telecinco para esta temporada y que está dirigida por el afamado Pau Freixas, que ya triunfó con la emocionante ficción 'Pulseras Rojas'.

¿Cómo le llegó esta oferta?

Me llamaron para hacer una prueba en Madrid que consistía en realizar la secuencia más complicada que tengo en la serie, cuando intento adivinar si el protagonista realmente ha perdido la memoria o está fingiendo. En cuanto me vieron, me dijeron evidentemente que contaban conmigo (risas).

¿Y llega a averiguarlo?

No le importa, lo que más prima para él es la amistad con el protagonista. Hay un momento en el que incluso se lo dice directamente.

El director dice que su vestuario ha sido elegido con detalle.

Yo me sigo viendo demasiado empaquetado con ese traje y esos tirantes. Pero soy el socio principal del gran bufete Elías y Heredia. Tal vez tenga un desaliño que lo hace muy diferente a los demás. Tiene un cinismo simpático, lo que le hace más sospechoso. Además de que es capaz de decir barbaridades y caer bien al mismo tiempo. Al menos, es lo que he intentado transmitir.

¿Usted es el contrapunto cómico de este drama?

Llámale humor o llámale naturalidad. Cuando se habla de cosas muy serias, este personaje aparece y dice cosas más normales, como por ejemplo: «Me acabo de comer un plato de gambas». Hace que la trama respire.

¿Será una serie desconcertante?

A los personajes les van a ir desbordando los acontecimientos, al igual que al espectador. Se parte de un 'thriller' donde hay un claro sospechoso, aunque de pronto habrá un cambio absoluto y total. Como en el Cluedo.

La suerte de no tener suerte

¿Un gran actor gana con los años?

Por supuesto, pero me lo ponen muy difícil para poder asentarme. Yo siempre digo que he tenido suerte de no haber tenido suerte, en el sentido de que he hecho de todo y que mucho de lo que he hecho no lo he escogido yo. Eso está muy bien. Si hubiera podido escoger me hubiera gustado ser el gran protagonista o el más famoso del barrio. Pero al no ser posible, he podido estar en 'Smoking Room' o en otros proyectos que me han permitido aprender mucho.

Ahora sí podrá escoger.

Los actores somos como Blanche DuBois en 'Un tranvía llamado deseo', dependemos de la generosidad de los extraños. Eso de elegir es muy relativo, aunque es cierto que puedo escoger lo que no quiero hacer, ya sea por dignidad o por que esté muy mal pagado. Pero en este trabajo se dice que sí a casi todo.

¿Le gusta apoyar a nuevos creadores?

Eso, el trabajar en cortos o producciones pequeñas por ayudar a gente que está empezando, sí lo decido yo. Para mí no es un segundo plato. Tengo la suerte de que me gusta mi trabajo ¡y eso que soy muy vago! Es increíble.