TRIUNFO DE LUMBRERAS EN SAN ADRIÁN

PABLO GARCÍA-MANCHA CRÍTICO TAURINO

Carlos Lumbreras logró ayer un importante triunfo en la feria de San Adrián, uno de los ciclos de novilladas sin caballos más importantes de España y en el que se cuida con absoluto mimo la presentación y el juego de las reses. El ganadero de Lardero, aunque sus novillos pastan en la Finca Río Bravo de Villamediana de Iregua, se ganó el puesto el año pasado al lidiar el toro más bravo en la novillada concurso de ganaderías de este abono. La organización había colocado su novillada en el último día de la feria y no defraudó a nadie. Tanto es así, que al finalizar el festejo se le otorgó el premio a la mejor de las novilladas lidiadas este año en el ciclo del Espárrago de Oro. Además, el novillo n° 55 'Chusquero', lidiado cuarto lugar, fue galardonado con una vuelta al ruedo en su arrastre.

La verdad es que Carlos lidió una excelente novillada en su conjunto: seria (quizás demasiado honda), con cuajo casi de utreros, pero sin ser demasiado ofensiva de cara. Además, los cuatro ejemplares dieron opciones. Quizás el más complejo fue el primero, que desarrolló codicia, y que tenía una primera parte de la embestida con mucha humillación. El novillo más completo fue el segundo, con el que se lució Aarón Rodríguez pero que perdió el triunfo al fallar con la espada. Este ejemplar, colorado y quizás el más feote de tipo, tuvo muchas virtudes para el ganadero: humillación, recorrido, fijeza y duración. El tercero, mansito, necesitó una muleta más mandona, cuestión que estaba muy lejos de las posibilidades de Víctor Hernández, al que además le molestó demasiado el aire. Este ejemplar tuvo gran calidad por el pitón izquierdo. Se cerró la novillada con un cuarto que fue muy cambiante. Manso en los tercios iniciales de la lidia, pero siempre a más tras el tercio de banderillas. El novillo le dejo a Aarón Rodríguez expresar su concepto y le hilvanó una faena de raza y valor premiada con una oreja. Carlos triunfó en el Bolsín, ha hecho lo propio en San Adrián y le queda una novillada en Aldeanueva. ¡Vayan!

Fotos

Vídeos