El tribunal superior de Navarra resolverá excepcionalmente en pleno el recurso de La Manada

J. L. A.

Madrid. Los recursos de apelación contra la sentencia de La Manada serán estudiados el próximo otoño por los cinco magistrados que integran el pleno de la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN). La decisión excepcional de que sea el pleno quien estudie las apelaciones se debe a «las circunstancias concurrentes» en este caso, que ha levantado todo tipo de críticas contra el tribunal sentenciador y el contenido mismo del fallo.

En un escrito en el que se informa a las partes de la decisión, la misma Sala de lo Civil y lo Penal explica que, según la Ley Orgánica del Poder Judicial, para resolver los recursos contra una sentencia, a no ser que se disponga lo contrario, es suficiente la presencia de tres magistrados. No obstante, «podrán ser llamados, para formar sala, todos los magistrados que la componen, aunque la ley no lo exija, cuando el presidente, o la mayoría de aquellos, lo estime necesario para la administración de justicia», como así se ha decidido en este caso.

De esta manera, los cinco magistrados del TSJN tendrán que dirimir si atienden o deniegan las apelaciones presentadas por la fiscal, la acusación particular y las dos acciones populares -Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra-, así como por los dos abogados defensores de los cinco miembros de La Manada. El 26 de abril la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra condenó a nueve años de prisión por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento a los cinco acusados de violar a una joven de 18 años el 7 de julio de 2016, en Pamplona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos