Tres años y medio de prisión a un rapero por «alentar» en público el discurso del odio

El Supremo confirma la condena a 'Valtonyc' por enaltecer a ETA, injuriar a la Corona y amenazar en sus canciones «con una bomba» a un empresario

MATEO BALÍN

madrid. El Tribunal Supremo confirmó ayer la condena de tres años y medio de cárcel que la Audiencia Nacional impuso al rapero José Miguel Arenas Beltrán, alias 'Valtonyc', por delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona y amenazas a un particular por el contenido de una serie de canciones de las que era autor y que subió a Internet, donde eran accesibles de forma gratuita.

Según la sentencia, las canciones incluyen expresiones en apoyo y alabanza a las organizaciones terroristas Grapo, ETA y a algunos de sus miembros, así como contra el titular de la Corona y sus familiares, y contra el presidente del Circulo Balear, Jorge Campos, contra quien se dirigieron las amenazas («Merece una bomba de destrucción nuclear» o «queremos la muerte para estos cerdos», en referencia a los empresarios).

La Sala Segunda rechaza los argumentos del acusado, que defendió haber actuado en ejercicio de sus derechos a la libertad de expresión y a la creación artística, y subrayó que el lenguaje del rap es extremo, provocador, alegórico y simbólico.

Para ello, considera que basta con leer los hechos probados para comprender la gravedad de las expresiones contenidas «que puedan ser consideradas como una manifestación del discurso del odio por propiciar o alentar, aunque sea de manera indirecta, una situación de riesgo para las personas o derechos de terceros o para el propio sistema de libertades».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos