TRES AMIGAS

TRES  AMIGAS

JOSU EGUREN

Segunda etapa en el proceso de captación de directoras de probado talento dramático que se incorporan al género de la comedia popular previo fichaje por una gran plataforma televisiva. Primero fue Maria Ripoll ('Lluvia en los zapatos', 'Tu vida en 65''), y ahora le llega el turno a Patricia Ferreira, flamante vencedora en el Festival de Málaga 2012 con un drama anclado en la adolescencia tras el que nadie habría podido imaginar que en el futuro cruzaría su camino con los de Dani Rovira y Carmen Machi. Pero aquí está 'Thi Mai, rumbo a Vietnam', el presente de una filmografía en la que destacan títulos como 'Señora de' (2010) y 'Para que no me olvides' (2005), películas con las que el último trabajo de Patricia Ferreira se relaciona cuando la imagen se quita de encima su pátina de ligereza y la directora se apropia de las formas de la comedia dramática para describir a tres amigas embarcadas en una aventura que combina el costumbrismo de proximidad con el exotismo oriental.

Haciendo bueno el aforismo del «Conócete a ti misma», la directora proyecta destellos de su sensibilidad a través de tres personajes que hablan de lo que ha vivido y conoce como mujer aunque el tono al que se aboca no le permita profundizar en la intimidad de ellas con el filo que le caracteriza. Un viaje a Vietnam donde el personaje interpretado por Carmen Machi acude al encuentro de una hija adoptiva (el tratamiento del caso es cuanto menos peliagudo) da pie para que tres mujeres estrechen sus lazos de amistad en un país extraño, donde el choque cultural se articula como atajo hacia la risa cómplice más manida. Cuando Ferreira se aleja de sus dominios y prueba a acelerar la trama recurriendo al humor físico, la película se desarma por completo y deja en evidencia la incomodidad que surge ante la imposibilidad de conciliar un guion de encargo con las que han sido sus señas de identidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos