Tráfico prepara unos servicios mínimos del 50% si continúa la huelga de examinadores

Concentración de examinadores ante la sede de la DGT, el pasado mes de julio. :: Maya Balanya/
Concentración de examinadores ante la sede de la DGT, el pasado mes de julio. :: Maya Balanya

Gregorio Serrano denuncia el «inmovilismo» tras seis meses de unas protestas que ya han retrasado las pruebas de 194.000 personas

J. LUIS ALVAREZ MADRID.

La Dirección General de Tráfico (DGT) tomará medidas drásticas, como decretar servicios mínimos del 50%, si el colectivo de examinadores mantiene su huelga el próximo mes de diciembre. El máximo responsable del organismo, Gregorio Serrano, explicó ayer todas las ofertas presentadas al comité de huelga, mejoras que fueron rechazadas una y otra vez. Por ello, Serrano aseguró que han puesto sobre la mesa todo lo que tenían, por lo que si los examinadores mantienen su petición de un aumento de 250 euros como complemento específico deben dirigirse al ministerio correspondiente, en este caso Hacienda.

Desde junio, 193.978 personas han visto aplazado su examen práctico de conducir, lo que supone unas 3.000 pruebas al día, debido a los paros que se realizan todos los lunes, martes y miércoles. Durante estos seis meses, según se defendió Serrano, «la única negociación que ha habido por parte del organismo que dirijo, que pese a quien pese no nos han autorizado, fue el incremento retributivo del complemento específico».

Frente a ello resaltó que «sí hemos sido capaces de obtener mejoras no sólo profesionales, sino también económicas». Unas cantidades que «se equipararían o incluso superarían la demanda del colectivo en huelga». Por ello, el director de Tráfico denunció que «la postura del comité de huelga ha sido de inmovilismo total, porque la única propuesta presentada a la DGT ha sido la del incremento del complemento específico en 250 euros más al mes».

Serrano resumió el origen y marcha del conflicto. En 2015, la DGT solicitó a Hacienda una subida de 215,9 euros para nueve colectivos de sus funcionarios, incluidos los examinadores, lo que no se consiguió. «En enero de 2016 se les subió la productividad un 40%», lo que supuso pasar de 125 a 180 euros. El pasado mes de julio, «se les propuso una promoción interna que les suponía un incremento de 128 euros al mes y en el mes de noviembre -el pasado día 14- se les ha ofrecido un plan de productividad para subirles 125 euros» por trabajar una hora u hora y media más a la semana con el fin de «sacar adelante todo el atasco que hay de exámenes». «Nadie podrá decir que la DGT no ha hecho esfuerzos sobrehumanos para ofrecer mejoras retributivas a los examinadores, pero es imposible negociar con quien no mueve ni un milímetro», se defendió.

«Continúan los exámenes»

Desde el inicio de la movilización y hasta el pasado lunes se han realizado 861.172 exámenes, de los que 412.887 fueron prácticos de conducir y 448.285 teóricos, lo que demuestra según el director de Tráfico «que miles de ciudadanos siguen examinándose del carné de conducir y que la situación pese a verse afectada por los paros, como no puede ser de otra manera en toda huelga, no es de paralización total, como muchos quieren hacer ver».

Serrano, que no da por rota la negociación, resaltó que «pese a estos paros y a los problemas que pueden generar a ciudadanos y autoescuelas, la DGT, a través de los jefes provinciales y los funcionarios que trabajan en las mismas, está realizando un esfuerzo muy importante de planificación para que los exámenes prácticos en España no hayan sido cero».

Desde la DGT recordaron que el seguimiento de la huelga de los examinadores es desigual en las 63 juefaturas. Sólo en 22 los paros están siendo segundados por más del 65% de la plantilla, mientras que en las 45 restantes la huelga tienen un impacto «menor e incluso insignificante, ya que ninguno de los examinadores la ha secundado».

Por otra parte, la DGT tiene previsto incorporar los 20 funcionarios a los que está formando para ser examinadores. Respecto al personal del Ministerio de Defensa -soldados de tropa y marinería-, los primeros seleccionados comenzarán en enero el curso de formación que le habilita para ser examinadores. El grupo, de 32 funcionarios, se incorporará a la plantilla en abril.

Además, Tráfico ha convocado 70 plazas de acceso de libre para nuevos examinadores, oferta de empleo público que se publicará para finales de año, lo que hace prever que se incorporen a los centros de examen en julio. De esta manera, durante el primer semestre de 2018 habra 122 examinadores más en la plantilla del organismo autónomo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos