Trabalengua concluyó en el Aula de la Lengua

Castro, Fraguas, Capellán, Pascual y Lafuente, ocuparon en centro del 'Sofá del español' :: F. D./
Castro, Fraguas, Capellán, Pascual y Lafuente, ocuparon en centro del 'Sofá del español' :: F. D.

El acto consistió en una animada tertulia, en la que se respondieron muchas preguntas

FÉLIX DOMÍNGUEZ SAN MILLÁN.

El congreso de la lengua que, bajo el epígrafe Trabalengua ha organizado durante el fin de semana la Fundación San Millán de la Cogolla, se clausuró ayer en el Monasterio de Yuso, en concreto en el Aula de la Lengua, donde tuvo lugar la última de las actividades programadas, denominada 'Sofá del español'.

Consistió en una suerte de tertulia de grandes proporciones, dado que aunque el eje de la misma estuvo formado por el miembro de la Real Academia de la Lengua y director del Instituto Historia de la Lengua de Cilengua, José Antonio Pascual; el consejero de Educación para el Reino Unido e Irlanda, Gonzalo Capellán; y los periodistas Isaías Lafuente y Toño Fraguas, bajo la moderación del traductor, corrector y colaborado de radio y TV, Xosé Castro, previamente los asistentes al congreso habían formulado por escrito sus cuestiones, e incluso, en algún momento pudieron intervenir de viva voz. Además, en momento de la tertulia, y a petición general, se unió al 'sofá central', la coordinadora de la Fundación San Millán, Almudena Martínez

A lo largo de las intervenciones se fueron abordando un buen número de dudas acerca del idioma español, como subrayó Martínez en uno de los momentos, interrogada sobre si se debe de decir 'español o castellano'. Por su parte Capellán, defendió, como algo natural, «que otros idiomas incidan en el nuestro», llamando la atención sobre la influencia del idioma predominante en cada momento de la historia hacia los demás. «Toda la expansión de los imperios ha acabado imponiendo una lengua, lo que hoy en día se acrecienta por el uso de las nuevas tecnologías», indicó, y aludió como ejemplo a la implantación de la palabra mercadotecnia, como alternativa a marketing, por lo que a su juicio y en esto del idioma, «mientras podamos entendernos, no hay que ser maximalista».

«Mientras podamos entendernos, no hay que ser maximalistas», indicó Gonzalo Capellán

Por su parte, Isaías Lafuente, que lleva trece años como máximo responsable de la 'Unidad de vigilancia', una sección de la programación de la Ser, señalaba que, «creo que cuidamos razonablemente bien nuestro idioma», matizando que, «lo que pasa es que es un idioma que está en proceso de evolución y sometido a muchas presiones: la presión de la inmediatez, y la de las redes sociales». Para él, «ahora no se cometen más errores que antes, lo que creo es que se difunden de manera universal».

Fotos

Vídeos