Carlos Villar: «No ser un superventas te da libertad y te permite escribir para divertirte»

Carlos Villar Flor con su último libro, 'Descubre por qué te mato'. /Enrique Del Río
Carlos Villar Flor con su último libro, 'Descubre por qué te mato'. / Enrique Del Río

El escritor cántabro Carlos Villar Flor presenta mañana su cuarta novela, 'Descubre por qué te mato', en la librería Santos Ochoa de Calvo Sotelo (19.30 horas)

Estíbaliz Espinosa
ESTÍBALIZ ESPINOSALogroño

«Voy a matarte dentro de un mes. Sólo puedes evitarlo si descubres por qué». Esta inquietante amenaza es el punto de partida de la última novela de Carlos Villar Flor (Santander, 1966), un thriller que acaba de asomar a las librerías tras ser reconocido, hace un año en Santander, con el Premio de Novela Corta José María de Pereda. Su autor nos pone sobre la pista de esta historia protagonizada por Óscar Aransay, periodista de La Voz de Cantabria.

-Hace un año ganó el Premio José María de Pereda con su obra 'Descubre por qué te persigo' y que ahora acaba de publicarse con el título 'Descubre por qué te mato'. ¿A qué se debe este cambio?

-Suelo tener la inquietud de cambiar el texto continuamente, por eso me viene muy bien publicar definitivamente. Soy demasiado puntilloso quizá.

-Toda esta historia arrancó con una pregunta: 'Qué pasaría si alguien te dice que te conoce y te quiere matar'. ¿Cuándo y cómo se le planteó esta cuestión?

-Llevo un blog desde hace unos años y tuve un seguidor un poco conflictivo que escribía ofensivamente y, creo, injustificadamente, y eso me hizo pensar en que realmente no sabes quién puede llegar a leerte. Mi imaginación lo proyectó y multiplicó a un nivel mucho mayor, al caso de un periodista, jefe de sección de un periódico de provincias. Y esa vulnerabilidad de la persona que está expuesta a la opinión pública me pareció un buen punto de arranque.

-¿Y a partir de ahí?

-Es la historia de un jefe de sección de un periódico local, La Voz de Cantabria, que un buen día se encuentra con un hombre que se presenta como compañero de la facultad. Tras quedar a tomar una copa, el desconocido le anuncia que le va a matar y que sólo si descubre por qué quiere matarlo podría salvarse. Para ello le da un plazo de cuatro semanas. Ahí empieza una carrera a contrarreloj de este periodista, Óscar Aransay, para descubrir quién puede tener algo contra él como para querer matarlo. Revisa algunos casos que ha seguido como periodista, concretamente uno de pederastia, el caso de un bloguero que le sigue en las redes y un tema personal, un posible amante de su mujer.

-La novela se desarrolla en Santander, su tierra natal, aunque lleva años afincado en Logroño.

-Mi corazón está dividido entre ambas ciudades, aunque llevo más años viviendo aquí. Y a la hora de ubicar mis novelas suelo alternarlas en Logroño -o Lontana, su nombre ficticio- y en Santander. De hecho, dos se recrean en Santander y dos en Logroño, y ya estoy pensando en la próxima (la quinta), que se desarrolla en las dos ciudades.

-Con la que nos ocupa se estrena en el género negro.

-Sí, y puedo decir sin ser demasiado pretencioso que mis novelas son variadas. La primera, 'Calle Menor' (2004), es una especie de tragicomedia provinciana en el ámbito universitario; 'Mientras ella sea clara' (2011) es una comedia romántica; 'Solo yo me salvo' (2015) es una distopía, y 'Descubre por qué te mato' es género negro.

-¿A qué responde este cambio de registro? Algunos autores lo achacan a la necesidad de divertirse escribiendo.

-Estoy de acuerdo. Por suerte o por desgracia yo no vivo de la literatura (es profesor de Filología Inglesa en la Universidad de La Rioja) y entiendo que vivir de la creación es muy bonito pero también tiene muchas esclavitudes. Quien firma un best seller tiene que contentar a un público muy mayoritario para mantener su estatus en el mercado y en la consideración del público, y creo que a la postre está muy maniatado. Cuando tienes éxito tienes que mantener las claves del éxito, y lo haces a base de repetirte un poco. En el aspecto creativo, no ser un superventas te da mucha libertad y te permite escribir para divertirte. Creo que, a la larga, se minusvalora al aficionado, al no profesional de la escritura.

-El thriller exige tensión y suspense hasta la última página. ¿Con qué armas se maneja uno para lograr esto?

-Mantener esa atención narrativa del espectador durante toda la historia fue para mí un reto. Me tenía que estructurar muy bien, y por eso seguí el esquema de seguir el día a día del protagonista, algo que también era muy esclavo. Esa ha sido mi pretensión.

-Otro reto ha consistido en dar la vuelta al esquema clásico del thriller, que suele arrancar con un muerto, mientras que en su novela el protagonista se supone que acabará muerto al final.

-No hay un cadáver pero puede haberlo y el investigador es la posible víctima. Pretendo que deje huella en el lector, que no le sea indiferente. Para mí los personajes también son importantes y, a veces, en el thriller se tiende a que sean meras funciones, tienen que hacer algo porque lo exige el guión. Considero que debe haber un equilibro en el personaje como individuo y personaje como función, que no te deje indiferente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos