Sijena pide a la juez que abra la vía penal contra dos consejeros catalanes

El Gobierno aragonés tiene ya preparado el dispositivo para recuperar las 44 piezas del Museo de Lérida si el juzgado lo autoriza

A. TORICES MADRID.

El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena solicitó ayer a la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Huesca, Carmen Aznar, que abra la vía penal contra dos consejeros de la Generalitat de Cataluña por ignorar las resoluciones judiciales que les obligaban a devolver al Real Monasterio de Sijena, con fecha tope del 31 de julio pasado, 44 piezas de arte sacro que fueron vendidas ilegalmente entre 1983 y 1994 y que se encuentran expuestas en el Museo de Lérida.

El consistorio pretende que Aznar inicie los trámites para poder acusar al actual consejero de Cultura, Lluís Puig, en el cargo desde el 4 de julio, de un delito de desobediencia a las resoluciones judiciales y de otro de apropiación indebida, delitos castigados con hasta seis años de cárcel, inhabilitación para el ejercicio de cargo público y multas.

También reclama la puesta en marcha de idéntico procedimiento para investigar al antecesor de Puig en Cultura, Santi Vila, actual consejero de Empresa, por un delito de prevaricación, por dictar resoluciones injustas a sabiendas para evitar cumplir la sentencia que hace más de dos años declaró «nula de pleno derecho» la venta de las piezas de Sijena y ordenó al Ejecutivo catalán su devolución al monasterio.

El intento de abrir la vía de las responsabilidades penales por parte del ayuntamiento oscense se produce después de que la propia magistrada advirtiese en junio pasado a los responsables catalanes de Cultura, en el auto por el que fijó el 31 de julio como fecha límite para el retorno de las obras de arte al templo románico, que de ignorar su mandato, cosa que al menos sobre el papel han hecho, podría deducir testimonio contra ellos por un posible delito de desobediencia.

Si Aznar detectase indicios de delito en el comportamiento de estos responsables políticos tendría que hacer llegar las deducciones de testimonio al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, por ser el órgano ante el que están aforados los miembros del Ejecutivo autonómico y el único que puede investigarlos.

En espera

El Ayuntamiento de Sijena y el Gobierno aragonés continúan a la espera de que la juez Aznar se pronuncie sobre su solicitud para que, en vista del incumplimiento de la sentencia por las instituciones catalanas, un equipo de expertos reciba la autorización para entrar en el Museo de Lérida, escoltado por la Policía Nacional o la Guardia Civil, se incaute de las 44 piezas medievales y las traslade a las instalaciones que ya se han habilitado para acogerlas en los antiguos dormitorios y la sala capitular del monasterio ubicado en la comarca de Los Monegros.

Dado que agosto es un periodo inhábil para procedimientos judiciales no urgentes, ambas instituciones pidieron a Aznar que habilite para esta actuación algún día de este mes, para evitar que el proceso de ejecución de sentencia quede paralizado hasta septiembre, pero aún no han recibido respuesta de la magistrada. El Ejecutivo aragonés, por si acaso, reiteró a la juez que tiene preparado un dispositivo capaz de realizar esta diligencia de inmediato si la autoriza. Se trata de un vehículo especialmente equipado para el traslado de las obras de arte y de una veintena de técnicos, incluidos conservadores y restauradores, capacitados para su examen y manipulación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos