Siglo de Oro rima con hip hop

Natalia Calderón y Pablo Paz comparten escena con el Dj Hardy Jay. / PROMOCIONAL
Natalia Calderón y Pablo Paz comparten escena con el Dj Hardy Jay. / PROMOCIONAL

La actriz amante de Felipe IV y madre del bastardo real Juan José de Austria relata su historia en clave de comedia y a ritmo de rap 'La Calderona' llega esta noche rapeando al salón de columnas del Teatro Bretón

Estíbaliz Espinosa
ESTÍBALIZ ESPINOSALogroño

Niña expósita adoptada por Calderón de la Barca. Mujer, actriz y amante de Felipe IV, con quien concibió al bastardo real Juan José de Austria. La vida de María Inés Calderón, conocida como 'La Calderona', llega hoy al salón de columnas del Teatro Bretón (21.00 horas) a golpe de verso y a ritmo de hip hop. Una aplaudida y arriesgada apuesta con el sello Yllana (David Ottone es su director), con los versátiles Natalia Calderón y Pablo Paz en escena, y con el DJ Hardy Jay a los platos.

«Hemos sido muy fieles con su figura porque para nosotros era importante conectar con esa María Inés Calderón real», advierte Natalia Calderón, quien en su recreación de 'La Calderona' nos presenta a una mujer muy fuerte, hecha a sí misma, luchadora y con muchísimo talento. «Llegó a ser una de las grandes actrices del momento y trabajaba textos de Lope de Vega y de grandes autores teatrales. Una mujer que hizo realidad sus sueños y luchó por su felicidad, aunque en aquella época no tenía todas las de ganar por ser mujer y actriz. Contra viento y marea sacó adelante su profesión, lo que no calculó bien fueron las consecuencias de esa relación con el rey, a la que por otro lado no se podía negar», apunta la actriz.

Pablo Paz recrea a Felipe IV, amén de a su esposa doña Isabel de Borbón, al bastardo Juan José de Austria, al censor y a una monja del monasterio donde La Calderona acaba sus días. Reconoce que le costó entrar en el papel del rey, «pero era un gran mecenas del arte y de la cultura, y ese fue el punto para empezar a quererlo. También pude descubrir la parte de niño herido de este señor, al que casaron con seis años».

Otro de los grandes retos de 'La Calderona' lo asume el dramaturgo Rafael Boeta, autor de un texto destinado a rapearse. Una encomienda a priori complicada pero que le llevó a reconocer que el verso clásico y el hip hop conectan de una forma maravillosa. Y en ello insiste Natalia Calderona, para quien «el hip hop tiene una fuerza muy grande; la fuerza de las bases musicales, de confrontar la sociedad y hablar de la realidad. Boeta reconoce que el hip hop le ayudó muchísimo a la hora de escribir la obra y que La Calderona hubiera sido una rapera en su tiempo».

Natalia Calderón y Pablo Paz no son raperos, pero su formación como músicos y cantantes les ha facilitado esta faceta sobre el escenario. «Para mí ha sido una ventaja a la hora de encontrar la cadencia -apunta la actriz-, pero tanto Pablo como yo hemos hecho un trabajo de escuchar, de dejarnos imbuir por esos artistas de hip hop para encontrar el modo en como ellos trabajan la palabra, como encuentran la fuerza de cada frase. Ha sido un trabajo de tesón, de mucha ilusión y ganas».

Pablo entiende su trabajo como un traje hecho a medida. «El equipo artístico lo confeccionó a la medida de nuestras posibilidades, de nuestra formación».

El resultado es un perfecto maridaje entre clasicismo y modernidad. «Es que casan bien», insiste la actriz, y argumenta esta apuesta con palabras del director David Ottone. «Decía que estábamos asumiendo un riesgo, pero eso tiene que ser el arte, ir un poco más allá, investigar y buscar nuevas maneras de contar. Y de ahí también el vestuario de Tatiana de Sarabia, que viste a La Calderona de cortesana del XVII con visera de Adidas y deportivas. Lo que en principio podría parecer un postizo, se convirtió en algo muy natural y convincente».

Convincente también para el público más joven. «Hemos tenido espectadores de 7, 8 y 9 años que nos sorprenden porque empiezan a ver ese trato injusto a la mujer, y en ese sentido estamos muy contentos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos