Sevilla en el alma y con el cante

Los cantaores José de la Tomasa y Segundo Falcón y la guitarra de Manolo Franco protagonizarán la función de esta noche de los XXII Jueves Flamencos. /
Los cantaores José de la Tomasa y Segundo Falcón y la guitarra de Manolo Franco protagonizarán la función de esta noche de los XXII Jueves Flamencos.

Dos cantaores y un tocaor recrearán el flamenco sevillano en un concierto sin guion previo pero con el cante como vínculo artístico | José de la Tomasa, Segundo Falcón y Manolo Franco, hoy en los Jueves Flamencos

Pablo García Mancha
PABLO GARCÍA MANCHALogroño

La cita de esta noche de los Jueves Flamencos (Teatro Bretón, 21 horas) es absolutamente peculiar, ya que tres artistas sevillanos: José de la Tomasa y Segundo Falcón al cante; y el toque de Manolo Franco, pasearán sus gargantas y el mástil de su guitarra por el flamenco de la ciudad del Guadalquivir, su provincia y los estilos tan peculiares de Triana, Alcalá, Lebrija y Utrera, los ejes fundamentales del cante en este rincón de Andalucía. Y los artistas son de primerísima división, de hecho los tres protagonistas de la noche han actuado en varias ocasiones en anteriores ediciones del ciclo y Manolo Franco lo ha hecho tanto en su faceta de guitarrista para el toque como en concierto, en una ocasión acompañando a José de la Tomasa en una actuación del 2013 sencillamente memorable.

Y es que José de la Tomasa es una de las voces fundamentales y ancestrales del cante flamenco. Es de estirpe jerezana, nieto de Pepe Torre, sobrino nieto de Manuel Torre, hijo de Tomasa Soto y de Manuel Giorgio 'Pies de Plomo'. Es decir, un verdadero 'purasangre' de lo jondo. Sin embargo, su carrera profesional comenzó como telonero del grupo de rock andaluz 'Triana', con el que siempre había sentido una corriente de admiración mutua. El público meramente flamenco lo conoció cuando obtuvo el Primer Premio en Mairena del Alcor.

AIRES DE SEVILLA

Lugar
Teatro Bretón, a partir de las 21 horas.
Cante
José de la Tomasa y Segundo Falcón.
Toque y guitarra en concierto
Manolo Franco.

Desde ese momento, José se integró en los circuitos habituales de Andalucía. Siempre ha sido un artista muy especial. Tanto es así que Pérez Orozco lo describe de esta manera: «Él piensa que el flamenco nace de la pena y la alegría; ambas cosas son inseparables, tienen sentido cuando existe la otra. Su cante se apoya en la tradición familiar, Pepe y Manuel Torre, con algunos recuerdos también de Juanito Mojama, pero es consciente de que el flamenco de ahora es deudor de la totalidad de los artistas que han contribuido de lejos a la creación y transmisión de este arte. José sabe que todos ellos son su fuerza, lo sitúan en el vértice de una pirámide hecha de aquilatada tradición que ha filtrado la música y la poesía hasta conseguir la esbeltez y la hondura de una soleá».

«Hoy todo funciona a base de proyectos. Para cantar una saeta tienes que presentar un proyecto» José de la Tomasa Cantaor

«Hay cante bueno y cante malo; cante grande y cante chico antes que gitano o castellano» Segundo Falcón | Cantaor

«Aunque siempre he seguido una línea clásica en mi carrera, estoy abierto a las nuevas tendencias» Manolo Franco | Tocaor

Pero su alma es libre y se siente totalmente fuera de los convencionalismos: «Hoy todo funciona a base de proyectos. Para cantar una saeta tienes que presentar un proyecto», explica un cantaor que escribe las coplas que canta, pese a las dificultades inherentes a una formación escolar apenas existente. También ha publicado 'Alma de barco', un precioso librito en el que recoge buena parte de esa producción lírica.

En 2012 recibió el Premio Nacional de la Cátedra de Flamencología de Jerez y actualmente es profesor en la Academia de Cristina Hereen de Sevilla, donde ha dado clase a cantaores de la última generación como Rocío Márquez, artista que siente una gran admiración hacia su maestro.

Un estudioso del cante

Por la extensión de su repertorio y por su conocimiento del flamenco, a Segundo Falcón (El Viso del Alcor, Sevilla, 1970) se le reconoce como uno de los cantaores más completos de su generación. Su carrera ha sido jalonada por numerosos y valiosos premios. Pero, ante todo, le distingue una capacidad de trabajo, muy creativa, absolutamente excepcional. Formado como cantaor atrás -para el baile-, ha acompañado en diversos espectáculos a una ingente pléyade bailaora: Cristina Hoyos, Eva la Yerbabuena, Mario Maya, María Pagés, Manolo Soler, Manuela Carrasco, Israel Galván, Javier Barón o Adrián Galia.

Además, ha sido director del Centro Andaluz de Flamenco y pertenece familiarmente a una saga de cantaores payos o castellanos (en el argot del cante): «Hay cante bueno y cante malo, cante grande y cante chico antes que gitano o castellano».

Sus inquietudes profesionales lo han llevado a explorar e involucrarse en el conocimiento de otras músicas como la hindú, la árabe o la peruana. De esa mezcla nació su espectáculo 'Tierra de Nadie', (del que es intérprete y director musical) junto a la Orquesta Chekara de Tetuán, Gitanos del Rajasthán (India) y la Orquesta Madueño de Perú. También ha impartido cursos de cante en la Universidad de Alburquerque (EEUU) y Helsinki (Finlandia).

El toque más elegante

El toque llegará de la mano de Manolo Franco, un guitarrista que pasó a la historia al obtener el Giraldillo del Toque ante un jurado compuesto por en 1984 por las primeras figuras de la guitarra: Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Serranito, Juan Habichuela y Mario Escudero. Es decir, algo único y sencillamente irrepetible. Está considerado como uno de los principales intérpretes de la guitarra flamenca más clásica: «Pretendo seguir una línea sin perder la identidad de los toques flamencos y aprovechando la técnica actual. Muchos me tachan de guitarrista clásico, tradicional, pero yo estoy abierto a las nuevas tendencias sin que la guitarra pierda flamencura», subraya.

Actualmente es profesor en el Conservatorio Superior de Música 'Rafael Orozco' de Córdoba, centro pionero de esta especialidad del flamenco. En su labor como docente ha intervenido como profesor en los cursos de festivales de Guitarra de Córdoba, Tarbes (Francia), Bienal de Sevilla o los de la Fundación Cristina Heeren de Sevilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos