Seis meses para formalizar la paz

Una doctora revisa varias recetas médicas. :: Avelino Gomez/
Una doctora revisa varias recetas médicas. :: Avelino Gomez

Enfermeros y médicos resaltan que los pacientes son los grandes beneficiados del acuerdo sobre prescripción

DANIEL ROLDÁN

madrid. Han sido necesarios meses de negociación para poder calmar las aguas entre médicos y enfermeros. El Foro de las Profesiones Sanitarias, donde se encuentran las administraciones central y autonómica, sindicatos y colegios oficiales, llegaron a un acuerdo para modificar el polémico real decreto sobre prescripción médica aprobado por el Consejo de Ministros hace dos años. Con este acuerdo, según señalan los representantes sanitarios, los grandes beneficiados serán los pacientes.

La polémica. La ley del medicamento de 2009 abría una puerta para que los profesionales de enfermería (alrededor de 300.000) pudieran ofrecer a sus pacientes fármacos con prescripción. Tras meses de dura negociación, el ministro Alfonso Alonso anunciaba el acuerdo alcanzado con los médicos y los enfermeros. Horas después de su comparecencia tras el Consejo de Ministros, la polémica estallaba. «Será necesario que el correspondiente profesional prescriptor haya determinado previamente el diagnóstico y la prescripción», rezaba el artículo tercero. Mientras la Organización Médica Colegial (OMC) aplaudía la medida, su homólogo en enfermería y el sindicato Satse aseguraban que había sido una «traición» y afirmaban que incluso la campaña de la gripe estaba en peligro: los enfermeros no podrían pinchar a sus pacientes porque debería ponerlo por escrito un galeno.

Previo paso por el médico. El tercer artículo del anterior real decreto fue el gran punto de fricción. Tanto, que acabaron rompiendo relaciones. En el Real Decreto 954/2015 se especificaba -punto 3.2- que era necesario que un facultativo «haya determinado previamente el diagnóstico, la prescripción y el protocolo o guía de práctica clínica y asistencial a seguir». El nuevo texto explica que para determinados medicamentos sujetos a prescripción médica, la actuación enfermera quedará ligada a lo que se establezca en los protocolos y guías de práctica clínica y asistencial.

Estas se desarrollaran en la Comisión Permanente de Farmacia y deberán figurar el diagnóstico y prescripción médica. Por ejemplo, los diabéticos o los anticoagulados a los que hay que dar su medicación. «Se delimita la acción colaborativa de enfermería», recalcó el presidente de la OMC, Serafín Romero. «Quiero agradecer a los representantes médicos su predisposición al diálogo y a la negociación para resolver una situación que era injusta», indicó, por su parte, el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya.

Punto de la tranquilidad. La solución estuvo en un punto -el 3.3- de nueva creación. En el se específica que las cuestiones médicas que no necesiten «una prescripción médica individualizada» la podrán hacer los profesionales de enfermería. Dos ejemplos: la inoculación de una vacuna para la gripe o las incluidas en el calendario vacunal pediátrico o el tratamiento de pacientes con úlceras por presión.

Acreditación. Se considera que los diplomados o graduados en Enfermería no necesitan formación complementaria para el ámbito de cuidados generales. Solo para los A.T.S. o practicantes será necesario adquirir los conocimientos necesarios.

Pacientes. Las asociaciones de pacientes están satisfechas con este acuerdo. «Es una garantía que las enfermeras realicen las tareas asignadas dentro de los protocolos que se establezcan, facilitarán la gestión de los tratamientos sobre todo en el caso de los crónicos y evitarán esperas», señala el presidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, Tomás Castillo. «Es fundamental la negociación conjunta de Administración, pacientes y profesionales», recalca, por su parte, el Foro Español de Pacientes.

Entrada en vigor. Seis meses después de que lo publique el BOE, tras ser aprobada la modificación del real decreto por el Consejo de Ministros, entrará en vigor el acuerdo del Foro de las Profesiones Sanitarias. Además, se establecen dos años para aprobar los protocolos y guías de práctica clínica y asistencial una vez sea aprobado este real decreto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos