Un sector de intelectuales y actrices, en contra del movimiento #MeToo

I. URRUTIA

Madrid. El movimiento #MeToo (Yo también) se ha encontrado con la resistencia de un sector de mujeres, tanto novelistas como actrices y periodistas, que alertan de los peligros de crear un ambiente de delación y venganza, más propio de una 'caza de brujas' que de una sociedad moderna capaz de defender a las víctimas de agresiones sexuales mediante un sistema de justicia del siglo XXI.

«La idea de que alguien ya es culpable porque se le acusa no es nada nueva. Se ha aplicado durante la Revolución Francesa, las purgas del estalinismo en la URSS, el periodo de la Guardia Roja en China, la dictadura argentina y los primeros días de la Revolución iraní», reflexiona la veterana novelista canadiense Margaret Atwood en un artículo publicado el pasado sábado en el diario 'The Globe and Mail'.

Activista por la defensa de la naturaleza, de los derechos humanos, de la libertad de expresión, del feminismo y hasta de la identidad canadiense (frente a la estadounidense), es una autora que nunca ha dejado de estar en primera línea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos