J.D. Salinger, el guardián entre el secreto

Alianza Editorial reedita la obra completa del escritor con la traducción de Carmen Criado e ilustraciones de Manuel Estrada

A.SOTO

madrid. «No cuenten nunca nada a nadie. Si lo hacen, empezarán a echar de menos a todo el mundo». En las dos últimas frases de 'El guardián entre el centeno' parecería que J. D. Salinger anunciaba a los lectores su propio destino: huir del éxito, de los premios, de la fama. En definitiva, huir de los demás. Él lo consiguió a su manera: tras publicar solo una novela y tres libros de relatos, se escapó para siempre de Nueva York y se recluyó en una casa de Cornish (New Hampshire), donde siguió escribiendo textos que nunca vieron la luz y ahuyentando a los periodistas y a los admiradores que querían saber más de él, hasta que murió en enero de 2010, a los 91 años, por causas naturales.

Así, la legendaria 'El guardián entre el centeno' y 'Nueve cuentos', 'Franny y Zooey' y 'Levantad, carpinteros, la viga del tejado' son las únicas obras que dejó Salinger y que tras sus ediciones de bolsillo ahora republica Alianza Editorial en tapa dura. Lo hace en unos cuidados volúmenes ilustrados por el Premio Nacional de Diseño Manuel Estrada y llevados al español por Carmen Criado, la primera persona en traducir en España al escritor norteamericano y una exigencia de los herederos de Salinger, que querían que fuera la misma pluma la que tradujera toda la obra del autor para dotarla de homogeneidad. Los herederos juegan un papel crucial en el legado: son los que se aseguran, por ejemplo, de que en todas las portadas de los libros aparezcan los títulos en letras grande y el del autor, debajo y más pequeño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos