Sake, jabugo, gazpacho y cuchillos como catanas

:: A. Ferreras/
:: A. Ferreras

M. LORENCI.

Los miles de kilómetros que separan Japón y España se diluyeron ayer por arte de magia en la primera jornada de Reale Seguros Madrid Fusión. Comenzó su 16 edición con el país oriental y su gastronomía como protagonistas. El japonés fue un idioma predominante entre el centenar de chefs y maestros de la alta cocina reunidos en una cumbre gastronómica en la que la tortilla de patatas, el jamón de jabugo, la paella y el gazpacho se hermanaron con el sake y el misosiru o el okonomiyaki.

Los mejores fabricantes de sake dieron detalles de la destilación de esta milenario vino de arroz en un seminario que abordó todos sus maridajes posibles, de la cocina zen al ibérico de pata negra, pasando por el gazpacho, la paella, el curry el sushi y el sishimi. «El sake casa de maravilla con muchos platos españoles», dijo Atsuhide Kato, uno de los grandes embajador de la milenaria bebida, sabio del sake.

La evolución del la última cocina japonesa se repasó de la mano de Ziyi Hasegawa, mientras que los hermanos Terukazu e Hidei Takamura, maestros cuchilleros, desvelaron los secretos de acero de unas valiosas y preciosas herramientas, 'hijas' de las ancestrales catanas. Unos cuchillos que buscan los chefs de todo el mundo y con precios que oscilan entre los 300 y los 3.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos