Rusos Blancos, con el batería logroñés Pablo Magariños, actuará en el FIB

Los componentes del grupo musical Rusos Blancos, con Pablo Magariños a la derecha. :: L.R./
Los componentes del grupo musical Rusos Blancos, con Pablo Magariños a la derecha. :: L.R.

D. M. A.

LOGROÑO. Rusos Blancos es uno de esos grupos emergentes, a pesar de llevar diez años editando discos, que ya están confirmados para los principales festivales musicales del 2018, como el Granada Sound y el FIB. En esta banda aporta la percusión el batería riojano Pablo Magariños, que llegó al sexteto en el disco 'Museo del Romanticismo' (2016), por mediación de Javier Monserrat, también integrante de Rusos Blancos y con quien forma parte de su proyecto personal. Magariños, además, es batería de Mutagénicos y profesor en la Amadeus Aula Creativa de Logroño. Anteriormente ha tocado con Sr. Chinarro, Julio de la Rosa, Abraham Boba, Litoral...

El nuevo disco de Rusos Blancos, 'Bailando hacia el desastre' (Intramúsica, 2018) verá la luz en otoño, fue grabado en los estudios de Paco Loco y cuenta con arreglos de Joaquín Pascual. «La intención era sacarlo antes, pero el teclista tiene un proyecto propio (Betacam) y también toca con Tulsa», justifica Magariños, sumergido en un universo de artistas y proyectos paralelos.

Pablo estudió en Barcelona con muchos nombres esenciales del 'indie' actual, compartió comunidad de vecinos con otros en Madrid y, finalmente, ensayó en el mismo local: «Al final acabas tocando con todos». Lo mismo pop que folk o rock. «De las músicas que no venía es lo que estudié, como el jazz, pero me gusta todo, me encanta la psicodelia de los 60, aunque no he hecho nada de 'heavy metal', no me veo», confiesa Magariños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos