El riojano Alberto Vera, nuevo obispo de la diócesis mozambiqueña de Nacala

El Papa Francisco saluda a monseñor Alberto Vera Aréjula. A la derecha, el obispo riojano posa  ante la iglesia de la Asunción, en su localidad natal de Aguilar del Río Alhama. :: A.V.A./
El Papa Francisco saluda a monseñor Alberto Vera Aréjula. A la derecha, el obispo riojano posa ante la iglesia de la Asunción, en su localidad natal de Aguilar del Río Alhama. :: A.V.A.

Natural de Aguilar del Río Alhama, monseñor Vera Aréjula lleva varios años desempeñando su labor pastoral en el país africano

JOSÉ-ÁNGEL LALINDE AGUILAR DEL RÍO ALHAMA.

El aguilareño monseñor Alberto Vera Aréjula ha sido nombrado por el Papa Francisco obispo de las diócesis de Nacala (Mozambique), tras la renuncia de su titular. De esta forma, Alberto Vera se hará cargo de una diócesis de historia reciente ya que fue canónicamente creada por el Papa San Juan Pablo II, el 5 de noviembre de 1991. El riojano Vera Aréjula sustituirá al que ha sido primer obispo, Dom Germano Grachane, quien precisamente celebró en Nacala su primera misa e inició la evangelización en África en 1948. «Nacala fue la puerta de entrada del Evangelio».

Alberto Vera nació en 1957 en la localidad riojana de Aguilar del Río Alhama, pronunció los votos solemnes y fue ordenado sacerdote en 1981. Ha estudiado Teología y Psicología y en su ministerio pastoral ha sido, entre otros, vicario parroquial, formador de postulantes y promotor de vocaciones en la Vicaría de América Central en Guatemala, consejero provincial y responsable de la pastoral juvenil y vocacional de Aragón, formador de comunidad, superior de la comunidad de Matola-Mozambique, rector de estudios del seminario mercedario, párroco, director de escuela primaria y secundaria, consejero diocesano de Caritas en Maputo (Mozambique).

Orden mercedaria

Hasta ahora obispo auxiliar de la diócesis de Xai-Xai, en Mozambique, el mercedario aguilareño entró en 1967 en el seminario mercedario de Reus (Tarragona). Ordenado sacerdote el 22 de agosto de 1981, ejerció su labor pastoral en Valencia, Ciudad de Guatemala, Castellón, Reus y en Mozambique

La diócesis de Nacala está habitada por cerca de 2,5 millones de personas. Las mayores concentraciones de población están en las ciudades de Nacala e Ilha y en las villas de Monapo y Namapa. Casi el 95% de este pueblo pertenece a la etnia Macua (la mayor del país). En la diócesis de Nacala existen significativos grupos de otras etnias y, también, una gran comunidad de indios y paquistaníes o sus descendientes, y algunos europeos. En los últimos años se ha producido una gran presencia de nigerianos y somalíes.

La mayor parte de la población vive de la agricultura familiar y de la pesca artesanal. Casi el 90% está constituida por campesinos y pescadores. El comercio formal está prácticamente dominado por los indios y los paquistaníes. En el campo religioso, las religiones más preponderantes son la tradicional, el islam y el cristianismo. Entre los cristianos, hay que tener en cuenta un significativo grupo de Iglesias y sectas. La diócesis es numéricamente la más islamizada del país.

Alberto Vera tendrá que dedicarse a fondo en el terreno de su propio trabajo de evangelización y habrá de convivir con problemas asentados como la poligamia tolerada, la brujería fuertemente asentada, o el alto índice de analfabetismo.

La diócesis de Nacala trabaja en la consolidación de la Iglesia en su territorio y por la inculturación de la fe, promoviendo la autonomía económica y la promoción agentes pastorales locales calificados, sobre todo el clero diocesano propio. La juventud significa la mayor parte de los miembros de aquellas comunidades (más de dos tercios de la población tiene menos de 18 años), por eso los jóvenes son un desafío en cuanto a su correcta formación humana y religiosa por parte de los agentes pastorales de la también joven diócesis. Alberto Vera tendrá que aportar una buena dosis de apertura y diálogo, en un ambiente con varias sensibilidades religiosas, políticas y étnicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos