Redescubrir la ciudad con Concéntrico

Redescubrir la ciudad con Concéntrico
Justo Rodriguez

Logroñeses y visitantes se entregan a explorar la nueva imagen de la capital riojana, transformada por las catorce instalaciones efímeras que propone el Festival de Arquitectura y Diseño | La iniciativa, que se prolongará hasta el próximo martes, vuelve la mirada hacia lugares que pasan desapercibidos en el día a día

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

Al plano turístico habitual de Logroño, con sus calles y leyenda de monumentos, le salió ayer un duro 'competidor'. Fueron muchos los que aprovecharon la primera jornada del fin de semana para coger su mapa de Concéntrico 04 y pasear por el centro de la capital riojana (o llegarse hasta Viña Lanciano) en busca de la experiencia de redescubrir los espacios públicos que pasan desapercibidos en el día a día a través de las catorce instalaciones efímeras que plantean una mirada poco convencional al paisaje urbano.

Más información

Precisamente, éste es el juego que sugiere el Festival Internacional de Arquitectura y Diseño de Logroño, que ha alcanzado su cuarta edición. Concéntrico despierta espacios dormidos, aviva el deseo de recuperar el placer por la ciudad, hace reflexionar, experimentar en los lugares y aproximarse al entorno urbano de una forma nueva. La iniciativa, organizada por la Fundación Cultural de los Arquitectos de La Rioja y con Javier Peña Ibáñez como creador, se desarrollará hasta el próximo martes 1 de mayo. El Ayuntamiento de Logroño y el Centro Integral del Diseño del Gobierno regional colaboran en la acción, que apuntalan firmas como Garnica, Bodegas LAN y Acción Cultural Española.

«Nos gusta mucho ver cómo se transforma la ciudad, por lo que todos los años damos una vuelta para apreciar esta otra faceta de la arquitectura y el diseño», señalaron Carmen Morales y Javier Fernández, quienes al poco de empezar ya atesoraban en el móvil varias fotografías de algunos de los enclaves que más les habían gustado. No podía faltar el 'RINGdeLUXE' que corona el edificio del IER (probablemente una de las instalaciones más retratadas estos días), pero también otras como la sauna finlandesa que se esconde en el patio del albergue municipal de peregrinos.

«¡Anda, pero si hay una persona de verdad! ¡Si parpadea!», se sorprendía un visitante al centro. «Me parece muy acertado que hayan colocado una pieza así en el albergue», opinó María Fel Piorno, quien como otros muchos se acercó hasta este punto guiada por la curiosidad.

En propia piel

La sauna finlandesa no es una instalación cualquiera, ya que permite sentir la experiencia en la propia piel. Jairo Rodríguez, su autor, ideó este proyecto con el afán de involucrar al mayor número de sentidos posibles. Como en el caso de la sauna original finlandesa.

Así, el atributo más representativo del cubículo instalado en el patio del albergue municipal de peregrinos es su gran ventana mirador, que sirve para activar el sentido de la vista y colmar la atención de los usuarios. Todos los que se acercan a esta estructura echan una mirada a su interior y más de uno se lleva una sorpresa cuando observan que puede ser utilizada por cualquier persona. Por su parte, el sentido del oído, que representa el gusto finlandés por el sigilo y la calma, se percibe en el silencio que propicia el interior frente al exterior. Y el tacto se activa mediante la condición natural de la madera de abeto báltico.

Desde el exterior parece una suerte de original 'periscopio', un instrumento que se asocia a la observación de un mundo totalmente distinto al de partida. Así, quienes la prueban pueden contemplar desde ese mirador recortado una realidad distante, sorprendente e impropia.

Ayer para la sauna finlandesa se había formalizado una única reserva (hay que solicitarla en info@concentrico.es). La tramitó la logroñesa Amaia Narvarte, una apasionada de Concéntrico que dedicará su fin de semana a explorar Logroño desde la perspectiva y la singular óptica que le despierte el festival. Además del diseño, a Amaia le gusta relajarse en una sauna. «De vez en cuando me gusta disfrutar de una», confesó.

Y tener una oportunidad así en su ciudad no podía desaprovecharla. Le pareció «recomendable», por cuanto es «muy relajante». «Desde dentro de la cabina sólo escuchas el chorrito de la fuente del patio del albergue», aseguró.

Una vez descansada, Amaia se dispuso a continuar 'pateando' el Logroño que propone Concéntrico. «Resulta un privilegio tener esto aquí y además cada año hay más actividades», sostuvo.

Otras de las que dotan de nueva vida y de otro sentido a los sitios son las performances. El Calado de San Gregorio acoge el sobresaliente espectáculo de la Architectural Association Interprofessional Studio (AAIS).

Construyen el concepto 'A Walk' ('un paseo'), que no es otra cosa si no una instalación nómada, similar a una ruta, que involucra a las personas para establecer relaciones entre las ubicaciones del festival.

El Calado de San Gregorio, embellecido por un juego de luces y sonidos, sirvió de incomparable marco para una propuesta que reflexiona en torno a cómo un mismo objeto tiene una función o propósito diferente en un emplazamiento distinto. Al igual que Concéntrico que aborda la temática de la transformación del espacio urbano desde múltiples prismas: visitas guiadas por las intervenciones, presentaciones de libros, talleres infantiles de arte y conferencias como las que se celebraron ayer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos