Rebeldía, violencia y trastornos del sueño

Las alarmas saltan cada vez más temprano y los padres acuden, primero, al médico de cabecera y, después, a los especialistas para «desengancharlos», refiere Lucía Galán Bertrand, pediatra en el hospital Vithas Medimar Internacional de Alicante y autora de 'El viaje de tu vida' (Planeta). «Las pantallas son altamente adictivas. Dentro de unos años sufriremos las consecuencias». Ella lo ve incluso en su propia casa, con su hijo de once años, al que ha tenido que restringir los horarios. «Los niños se ponen muy rebeldes, violentos o agresivos, sufren trastornos del sueño», añade. Precisamente, el primer paso del tratamiento para el control del uso inadecuado de los dispositivos digitales se hace a través de los padres. «Hay que concienciarlos», explica el psicólogo José Antonio Molina. «Lo primero que les decimos es que pongan límites en cuanto a tiempo. Y se deben establecer otras actividades de ocio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos