EE UU se queda solo contra el Acuerdo de París al unirse Siria

La Unión Europea ha reducido un 23% sus emisiones de gases de efecto invernadero desde 1990

R. C. BONN.

Siria anunció ayer en la Cumbre del Clima (COP23) de Bonn su intención de unirse al acuerdo de lucha contra el cambio climático de París, lo que dejaría a Estados Unidos como única nación en el mundo dispuesta a permanecer fuera del pacto. «Han dicho que van a adherirse al Acuerdo de París», declaró Safa Al Jayussi, directora de la ONG IndyAct, que mencionó la declaración realizada ayer por un delegado del Gobierno sirio ante sus colegas negociadores en la conferencia de la ONU de Bonn.

Estados Unidos había ratificado el pacto firmado en 2015, pero el presidente Donald Trump anunció a principios de año que abandonaba el acuerdo porque consideraba que es perjudicial para los intereses de su país. «El representante sirio indicó que una ley fue adoptada (por su país) con miras a ratificar el acuerdo de París», según Cynthia Elliott, miembro de WRI, organización que tiene también el rango de observador en el proceso de negociación. «Ellos subrayaron que todos los países tienen una responsabilidad, pero también mencionaron la intención de consagrarse a sus prioridades nacionales, especialmente la reconstrucción después de la guerra», dijo.

«Esto quiere decir que Estados Unidos está aislado», indicó Alden Meyer, experto del 'think tank' estadounidense Union of Concerned Scientist. «Sobre ese tema del clima, nadie quiere estar al lado de Donald Trump, quien se encuentra en un espléndido aislamiento», agregó.

Por su parte, desde Bruselas, la Comisión Europea hizo público ayer un informe en el que asegura que los países socios han reducido un 23% los gases de efecto invernadero entre 1990 y 2016, mientras que la economía comunitaria se expandió un 53% en el mismo periodo. El estudio 'Dos años después de París. Progresos hacia el cumplimiento de los objetivos climáticos de la UE' muestra, además, que las emisiones contaminantes de la Unión Europea cayeron un 0,7% sólo en 2016, un año en el que el PIB europeo creció un 1,9%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos