Profesionales europeos del arte visitan La Rioja

Miembros de la Sculpture Network, en el taller de Olarte. :: díaz uriel/
Miembros de la Sculpture Network, en el taller de Olarte. :: díaz uriel

Miembros de la Sculpture Network se acercaron al Museo Würth y al taller del escultor Olarte, invitados por la Feria SCULTO

P. HIDALGO LOGROÑO.

Una treintena de miembros de la Asociación europea Sculpture-Network (integrada por más de mil escultores, galeristas, coleccionistas y directores de museos de toda Europa y con sede en la ciudad alemana de Múnich) ha visitado La Rioja este fin de semana invitados por la Feria Nacional de Escultura Contemporánea (SCULTO).

El recorrido por nuestra región se enmarca en los distintos viajes culturales que el colectivo lleva a cabo a lo largo del año. El recorrido por la comunidad tenía como principal aliciente conocer el taller del escultor riojano José Antonio Olarte en Logroño.

La invitación a La Rioja fue cursada a través de la escultora, Beatriz Carbonell Ferrer, que es miembro de la asociación y coordinadora de la misma en la zona norte de España; además de una de las organizadoras de SCULTO junto con el galerista Enrique Martínez Glera y el periodista José María Esteban Ibáñez.

La Sculpture Network ha mostrado un especial interés en conocer Logroño en señal de apoyo a las actividades que promueve SCULTO, tanto durante la feria que se desarrollará entre los próximos 30 de mayo y 3 de junio, como a las que integran SCULTOeduca y SCULTOsigue.

La treintena de integrantes del colectivo, la mayoría alemanes y una pareja de El Líbano, llegaron el viernes a La Rioja y se acercaron al Museo Würth para contemplar la exposición de título 'La llamada del bosque. Forest fascinatión', recientemente inaugurada.

También visitaron un par de bodegas de la DOCa Rioja y disfrutaron de una cena en el restaurante Tondeluna, del cocinero Francis Paniego. El itinerario cultural de los miembros de Sculpture-Network se completó ayer con una visita al taller del escultor José Antonio Olarte, a quien una coleccionista le compró una obra. Luego se trasladaron a Santander para visitar el Centro Botín. Su periplo por la zona norte había comenzado el jueves en Bilbao. «Se han quedado con tan buen sabor de boca que la idea es que vuelvan en el 2020 para disfrutar de SCULTO», indicó Carbonell.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos