El Prado completa su colección de Madrazos con una donación de Alicia Koplowitz

D. R. M ADRID.

Era la pieza que le faltaba al Museo del Prado para completar una parte de la historia de la pintura española. Concretamente, un retrato femenino de cuerpo entero exterior de la década de 1850. Era uno de los «objetivos prioritarios» de la pinacoteca madrileña para «enriquecer» sus colecciones desde que en 1994 el Prado dedicara una muestra a Federico de Madrazo. Por fin, cumple uno de sus sueños gracias a Alicia Koplowitz, que ha cedido 'Josefa del Águila Ceballos, luego marquesa de Espeja', del maestro romántico (Roma, 1815 - Madrid, 1894) a la pinacoteca. Ayer, el pleno del Real Patronato del Museo del Prado aceptaba el ofrecimiento, procedente de una colección particular que Koplowitz adquirió recientemente para donarla al Prado. La pintura, en buen estado, conserva su marco isabelino original.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos