El polémico bus de Hazte Oír volverá a circular

La Audiencia de Madrid considera que los polémicos mensajes no son un «delito» ni un «atentado a la juventud»

R. C. MADRID.

La sección número 2 de la Audiencia Provincial de Madrid ha acordado el levantamiento de la medida cautelar de la inmovilización del autobús de Hazte Oír que lanzó hace unos meses contra la transexualidad, acordada en su día por el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, porque no ve delito. El polémico autobús fue retirado de su circulación por orden judicial y tras ser retenido por la Policía Municipal de Madrid, a las pocas horas de salir a las calles de la capital el pasado mes de febrero con un mensaje donde se podía leer 'Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva. Que no te engañen'.

En el auto, los magistrados estiman el recurso de apelación interpuesto por la organización, destacando que los mensajes del autobús, «por desagradables y agresivos que puedan considerarse, son dudosamente delictivos». No consideran la expresión de «los niños tienen pene y las niñas vulva» como un «atentado a la juventud» y destacan que una asociación «legalmente constituida pueda dirigirse a los padres, en general, y a quienes la Constitución garantiza el derecho a formar a sus hijos de acuerdo con sus propias convicciones» con mensajes como «no permitas que manipulen a tus hijos en el colegio».

«Admitir la persecución de ideas que molestan a algunos o bastantes, no es democrático, supone apoyar una visión sesgada del poder político como instrumento para imponer una filosofía que tiende a sustituir la antigua teocracia por una nueva ideocracia», continúan los jueces en el auto. A su juicio, según recoge Europa Press, los delitos de odio «son algo distinto a profesar y difundir una ideología, incluso por muy minoritaria que pudiera ser» y apelan a la Constitución que «no prohíbe las ideologías que se sitúan en los dos extremos del espectro político».

Fotos

Vídeos