Un poeta llamado César Antonio Molina, «un extranjero en todas partes»

César Antonio Molina. :: l.r./
César Antonio Molina. :: l.r.

J.S.

logroño. Cuenta en 'La caza de los intelectuales' que Zapatero lo cesó como ministro para nombrar en su lugar a alguien más austera y glamurosa. Sucesora al margen (Ángeles González-Sinde), el presidente socialista se equivocaba en ambas cosas. Porque él es la combinación personificada de contención y elegancia. También como poeta.

Profesor, periodista, crítico, gestor cultural, exdirector del Instituto Cervantes y exministro de Cultura, César Antonio Molina (La Coruña, 1952) es esencialmente eso, poeta. El segundo invitado de las XX Jornadas de Poesía en Español lee sus poemas hoy en la Casa de los Periodistas (a las 20 h.).

'Rozar poemas' (inédito)
.. ¿Cuál es la función humana de la poesía?, cuál es la función humana de los árboles sobre cuyas hojas brotan los poemas? ¿La sombra? ¿El fruto dulce o amargo a veces tan escaso y tan endeble? ¿El descanso y el sueño? ¿No será más bien el fuego? La contemplación del fuego está en los orígenes del pensamiento. Frotar los trozos de un mismo poema, o de poemas varios y prender la llama. Ser amado quiere decir consumirse en la llama. Amar es iluminar con una luz inagotable, escapar a la duda de arder al rozarse las hojas, al rozar las piedras desgastadas, al rozar las maderas por entre la savia de sus círculos. Frotar dos poemas de amor, de cualquier otro tema, hasta de nada, y esperar a que se desprendan las palabras y se transformen en llamas que consumen, poco a poco, lo que de impuro queda de mí.

Molina, quizás próximo a los Novísimos, es en realidad «uno de tantos poetas sin generación que ha sabido ir por libre a costa de levantar, eso sí, una obra muy personal», como lo ha descrito el crítico Álvaro Valverde. Es autor de, entre otros muchos, los libros 'Épica' (1974), 'Para no ir a parte alguna', 'Olas en la noche', 'En el mar de ánforas', 'Eume' y 'Cielo azar', así como de la antología 'El rumor del tiempo' y, recientemente, 'Calmas de enero' (2018), un viaje por Europa, Japón, Alejandría o Washington para recalar siempre en su verdadera patria, la poesía.

«El libro de poemas -este último- como cuaderno de viaje, como evocación y descripción de grandes escenarios de la cultura europea, como reunión de los lugares de memoria y del arte, como itinerario que es también una lectura en curso, recorrido que es también búsqueda. 'Calmas de enero' tiene mucho de eso, y en pos de la herencia de la cultura europea es también el dietario de los instantes en que el paisaje se funde con la memoria sentimental del poeta, con poemas suntuosos y otros íntimos, de versos amplios y otros breves y certeros. Tal vez la obra más aquilatada y fascinante de un escritor nómada».

Glamurosa y austera, así es la poesía de César Antonio Molina. Culta, enciclopédica por excelencia y ajena a las modas; en diálogo permanente con la literatura y la filosofía. «Un extranjero en todas partes, en ningún lugar y en todos al mismo tiempo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos