«El mío es un patriotismo cultural»

Nuevo libro. García de Cortázar presenta 'Viaje al corazón de España'. :: ignacio pérez
/
Nuevo libro. García de Cortázar presenta 'Viaje al corazón de España'. :: ignacio pérez

«Los españoles somos un poco 'viva la Virgen', pero no más corruptos que en otros países» Fernando García de Cortazar Historiador

ARANTZA FURUNDARENA

Para este vasco, España, como Teruel, existe. Con sólidos argumentos, erudición y un infinito placer por el el paisaje y la cultura, el historiador y jesuita Fernando García de Cortázar (Bilbao, 1942) ha elaborado un libro que es «un canto de amor» a su país «en un momento de desaliento colectivo». Lo ha titulado 'Viaje al corazón de España'.

- Alguien dirá 'Viaje al corazón del Estado español'...

- Ese es el drama de España, que le quitan hasta el nombre. Es la primera vez que se produce una gravísima impugnación de nuestro país, que se dice que no existe.

- Hay quien sí cree que existe pero duda de que tenga corazón.

- Siempre hay gente cerrada. Pero yo me refiero a los que amamos la cultura española. En mi libro hago un recorrido por España en positivo. Es llamativo que un país que ha producido fenómenos como la Escuela de Salamanca esté casi pidiendo perdón.

- ¿Y a qué lo atribuye?

- A una leyenda negra que muchos españoles han interiorizado, a una literatura negativa y a una ignorancia supina. Los nacionalismos han erosionado mucho la imagen de España y a veces una izquierda desorientada los ha apoyado, pese a su ideología que yo diría cavernícola.

- ¿Es usted nacionalista español?

- No, en absoluto. Nacionalista español es el que odia al que está al lado. Sí me considero patriota, el que ama a su patria, su territorio y sus habitantes sin odiar a los demás. El odio a España nace de la ignorancia y también de que últimamente nadie canta las baladas de la nación.

- Ahí está Marta Sánchez. ¿Le gusta su letra del himno?

- Su esfuerzo me emociona. Pero creo, y esto lo dice un cura, que sobra la palabra Dios. Igual se podría retocar ahí para no caer en una división de creyentes y no creyentes.

- ¿Le seduce el patriotismo civil de Albert Rivera?

- Yo entiendo que el patriotismo es civil. No sé a qué lo opone él, si al patriotismo militar o eclesiástico... El mío es un patriotismo cultural. España está en la cabecera del mundo en cuanto al arte. Y esto no lo digo yo, lo dice la Unesco.

- ¿No hay forma de llevar la nacionalidad con naturalidad, sin alardes?

- Eso sería lo ideal. Y se da en las democracias bien asentadas, cuando no ha habido problemas tan graves como una guerra civil.

- Correa, Zaplana... ¿España es sinónimo de corrupción?

- No. Ese es un mal que ataca a todas las democracias. Pero aquí somos un poco 'viva la Virgen' y eso quizás nos ha llevado a tener menos sensibilidad hacia los dineros públicos. También está el peso histórico del caciquismo.

- Afirma en su libro que estamos al borde de un 'exilio moral'.

- Es que el deseo de liquidar el patrioterismo del régimen franquista lo que ha conseguido es dejar a muchos españoles sin nación.

- ¿Pediría la nacionalidad vasca?

- Si eso llega, me consideraré extranjero en mi tierra.

- ¿Y si fuera compatible con la española?

- Me parece difícil tal como lo plantea el nacionalismo vasco pero, bueno, si realmente supone un reconocimiento de que mi patria es mi infancia, pero no excluyente de una patria más grande, sí la podría aceptar, cómo no... Más que mi condición vasca, mi condición bilbaína.

- La nacionalidad de Bilbao, como el mapamundi.

- Sí, je, je... Igual que algunos catalanes estarían pidiendo ahora la nacionalidad barcelonesa.

- ¿Se ve capaz de convencer con su libro a un 'indepe' catalán?

- No creo, pero sí le pediría que no falsifique la historia, que no afirme ese sentimiento con mentiras, adoctrinamientos, ejercicios de violencia... Este libro también es un gran canto a Cataluña, espero que allí no me lo quemen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos