El Patio regresa con 'Hubo'

Julián Sáenz López e Izaskun Fernández. :: e.p.
/
Julián Sáenz López e Izaskun Fernández. :: e.p.

La compañía riojana que sorprendió en su debut con 'A mano' presenta en la CNT su segundo espectáculo, inspirado en la memoria rural

J. SAINZ LOGROÑO.

Hubo un pueblo. Hubo una mujer. Hubo una historia... El Patio Teatro, la compañía logroñesa que sorprendió con su debut en 2012 con 'A mano', presenta ahora su segundo trabajo, 'Hubo', un nuevo espectáculo de títeres inspirado esta vez en el abandono rural. Izaskun Fernández y Julián Sáenz López regresan así al teatro de la CNT, en Logroño, donde hace seis años empezó para ellos una aventura que les ha llevado por medio mundo, les ha hecho ganar premios internacionales y les ha procurado un hueco en el corazón de los amantes del teatro.

Este fin de semana hay tres primeras funciones en el Salón Buenaventura (viernes, sábado y domingo a las 21 h.) con casi todas las entradas (240 en total) vendidas en una semana. También están anunciados en Enciso el 22 de junio. «Hemos querido volver a los orígenes», afirma Julián; lo cual les honra y habla de su forma de ser y de estar en la escena, porque han declinado «varias ofertas de estrenar en teatros grandes».

'Hubo'
de El Patio Teatro
Creación
Izaskun Fernández y Julián Sáenz López
Funciones
Salón Buenaventura de la CNT, días 1, 2 y 3 de junio a las 21 h.

Ciertamente hay mucha expectación por ver su nuevo trabajo. El recuerdo de 'A mano' es extraordinario y 'Hubo' guarda semejanzas y diferencias. «El espectáculo es diferente -cuenta-, pero inevitablemente se parece porque somos nosotros y nuestro lenguaje es el mismo: ternura y corazón para contar una historia con títeres y sin palabras».

El proceso de creación, con la presión de tener que responder a las expectativas, no ha sido fácil. Tras «un par de años dándole vueltas», finalmente, en una visita a la aldea de Las Ruedas de Enciso, que pronto desaparecerá bajo las aguas de un embalse, surgió la idea: «'Hubo' es un homenaje a los pueblos, al mundo rural y a las personas que lo habitan. Habla del amor, la pérdida, la soledad, la memoria y el arraigo».

Cuenta la vida de una mujer y su naufragio en tierra firme, una mujer que se resiste a abandonar su isla de piedra. «Unas telas, una casa, nuestras manos y todo nuestro corazón en juego para tratar de sumergirnos en una historia que nos importa». Otra vez El Patio Teatro con la mano en el corazón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos