El Papa Francisco condena «la explotación laboral, sexual y el tráfico de órganos»

El Papa Francisco. :: l.r.

J.G.T. LOGROÑO.

Pocas voces de protesta se han oído. El pasado domingo se celebraba el Día mundial contra la trata de personas, promovido por las Naciones Unidas. El Papa lamentó y condenó vivamente que «cada año, miles de hombres, mujeres y niños son víctimas inocentes de la explotación laboral, sexual y del tráfico de órganos, y parece que estamos tan acostumbrados que lo consideramos normal». Y remató Francisco diciendo: «Esto es malo, es cruel, es criminal. Erradicar esta lacra debe ser un compromiso de todos, con el fin de que esta forma de esclavitud moderna desaparezca de una vez por todas de la faz de la tierra».

Fotos

Vídeos