Unos Oscar con aroma contestatario

Escena de la película
'Dunkerque', que recrea un
episodio bélico de la Segunda
Guerra Mundial. :: R. c./
Escena de la película 'Dunkerque', que recrea un episodio bélico de la Segunda Guerra Mundial. :: R. c.

'La forma del agua' de Guillermo del Toro parte como favorita en unos premios que se prevén reivindicativos

OSKAR BELATEGUI

'La forma del agua' parte esta noche como favorita con trece nominaciones para triunfar en unos Oscar de marcado carácter social. Claro que el número de candidaturas no quiere decir nada; en las seis últimas ediciones, sólo una vez se coronó como ganadora la película más nominada: 'Birdman', en 2015. Desde que ganó el León de Oro en Venecia, Guillermo del Toro ha enlazado premios de las asociaciones de profesionales y críticos hasta hacerse con el Globo de Oro al mejor director. Tras Alejandro González Iñárritu, otro mexicano puede volver a llevarse el Oscar.

A sus 53 años, Del Toro consigue con 'La forma del agua' su obra más 'mainstream' sin renunciar al género fantástico. Un cuento ambientado en la América de la 'guerra fría', con una princesa muda que se enamora de una bestia anfibia. Que la heroína sea una chica de la limpieza es toda una declaración de intenciones. Sus cómplices son su compañera de faenas negra, un viejo homosexual y un inmigrante ruso. La criatura más inquietante no es el aberrante hombre-pez, sino el brutal responsable de seguridad de los laboratorios militares donde la encierran. A Trump la fábula no ha debido de hacerle demasiada gracia. 'La forma de agua' no es una superproducción. Del Toro la desarrolló por su cuenta y después la vendió a Fox.

Con siete nominaciones, 'Tres anuncios en las afueras' también desprende contestatario aroma 'indie'. El dramaturgo y director británico Martin McDonagh dibuja una América profunda en la que una madre coraje se enfrenta a la autoridad para buscar justicia tras la violación y asesinato de su hija.

Sin éxitos de taquilla

Ganadora del Globo de Oro al mejor drama, 'Tres anuncios en las afueras', con sus cambios de tono e irreverente humor negro, le proporcionará a Frances McDormand su segundo Oscar como protagonista tras el conseguido por 'Fargo' en 1996. La estatuilla a mejor actor también está cantada: Gary Oldman se ha metamorfoseado en Winston Churchill en 'El instante más oscuro', precisamente para ganar el Oscar.

No hay grandes éxitos de taquilla entre las nueve candidatas a mejor película: solo 'Dunkerque' y 'Déjame salir' han superado en el mercado americano los 100 millones de dólares. La primera es la crónica de una derrota bélica; la segunda un agudo recordatorio del racismo en la América del siglo XXI. 'Lady Bird', la crónica del final de la adolescencia en una aburrida ciudad de California, también desprende desencanto. Y qué decir del oportuno recordatorio del papel de la prensa libre en una democracia que es 'Los archivos del Pentágono', con Spielberg recordándonos que en los años 70 la libertad de expresión también estuvo en peligro.

Jimmy Kimmel volverá a presentar una gala tras la del año pasado, que será recordada por el clamoroso fallo final, que dio por ganadora a 'La La Land' durante unos segundos hasta que apareció el sobre correcto con 'Moonlight'. Faye Dunaway y Warren Beatty desvelarán de nuevo el Oscar a la mejor película, en una hábil estrategia de los organizadores para garantizar la tensión.

Entre los 8.500 miembros de la Academia de Hollywood que tuvieron hasta el pasado martes para votar ya no estará el productor Harvey Weinstein. El movimiento #MeToo será sin duda uno de los protagonistas en los discursos de agradecimiento de una ceremonia en la que Greta Gerwig puede ser la segunda directora en hacerse con el Oscar tras Kathryn Bigelow.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos