El obispo nombra a un sacerdote congoleño director pastoral de Inmigrantes

El sacerdote congoleño Desiré Kizungu. :: gasco/
El sacerdote congoleño Desiré Kizungu. :: gasco

La diócesis se suma el domingo a la celebración de la Jornada mundial del emigrante y el refugiado

J.I.GASCO

logroño. «Tenemos el objetivo de crear un espacio de acompañamiento y ayudar a los emigrantes que ya están aquí», afirma el sacerdote congoleño Desiré Kizungu con motivo de la celebración el domingo de la 104 Jornada mundial de las migraciones del emigrante y del refugiado. El día se desarrollará en las 250 parroquias riojanas con eucaristías en cuyas homilías se comentará la pastoral del Papa Francisco y del obispo riojano con motivo de la jornada, que se celebra con el lema 'Acoger, proteger, promover e integrar a los emigrantes y refugiados'.

La celebración del domingo coincide con el nombramiento por la diócesis de Calahorra y la Calzada-Logroño, que preside monseñor Carlos Escribano, del nuevo director del Secretariado de Pastoral de Inmigrantes de La Rioja, el sacerdote procedente de la República Democrática del Congo Desiré Kizungu, de 53 años, que también ocupa los cargos de párroco de Ojacastro y Valgañón y arcipreste del Oja en La Rioja Alta, en donde lleva 11 años. Kizungu recibió el sacramento de la ordenación sacerdotal en Salamanca hace 22 años, cuando llegó a España.

Sobre los emigrantes y refugiados, Desiré Kizungu afirma que «frente a este problema nuestra respuesta común ha de articularse en torno a los cuatro verbos que dice el Papa Francisco: acoger, proteger, promover e integrar».

LA FRASEDesiré Kizungu Director pastoral de Inmigrantes «Nuestra respuesta ha de articularse en torno a cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar»

Por su parte, monseñor Escribano, en su carta pastoral de esta jornada dominical, afirma «es de destacar que desde el principio de su pontificado», al referirse al Papa Francisco, «ha dado una importancia singular a este día que se celebra el domingo». Y recoge en su carta las palabras del Papa: «Durante mis primeros años de pontificado he dicho en repetidas ocasiones cuánto me preocupa la triste situación de tantos emigrantes y refugiados que huyen de las guerras, de las persecuciones de los desastres naturales y de la pobreza».

«Esta jornada», finaliza Escribano, «nos ayudará a crecer en sensibilidad ante esta preocupante cuestión que afecta a tantos hermanos nuestros y a poner más de nuestra parte a la hora de aportar soluciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos