La nueva biblioteca está en la nube

Proyectos como el catálogo electrónico eBiblio o el fondo 'online' de BiVirLa adaptan los archivos riojanos a la nueva era digital Los avances en la digitalización de las obras facilitan su accesibilidad y conservación

M. SOBRINO LOGROÑO.

El trabajo «silencioso, de protección y conservación» al que se entregan las bibliotecas y su personal fue ayer reconocido en la conmemoración del Día Internacional de la Biblioteca, en el que la consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González, aprovechó para anunciar las novedades en digitalización de la red de archivos riojanos.

Junto a ella, el director de la Biblioteca de La Rioja, Jesús Ángel Rodríguez, y la gerente del Instituto de Estudios Riojanos, Helena Juanes, desgranaron las iniciativas que conforman el compromiso de transformación digital de los centros bibliotecarios de la región, englobadas en el proyecto 'Biblioteca en las nubes'. Éstas llegan inducidas por las novedades en la forma de entender la lectura, tal y como aseveró González: «El soporte está cambiando y no hay que tener miedo a los cambios».

Con ese mantra en mente, la Biblioteca de La Rioja ha creado un directorio web que permite acceder a información práctica de cada uno de los 23 centros municipales, así como consultar sus catálogos o reservar los ejemplares. Además, el archivo físico se complementa con el catálogo digital accesible a través de la plataforma eBiblio, una «alternativa legal y pública, que valora la cultura y que llega a 174 municipios de La Rioja», según apuntó ayer Jesús Ángel Rodríguez. Su fondo cuenta, por ahora, con casi mil libros electrónicos, 20 audiolibros y 32 revistas.

Junto a la divulgación, la conservación se erige como otro pilar fundamental en la labor de las bibliotecas y, para cumplirlo, la de La Rioja permite, desde ayer, acceder a la web española para la preservación de patrimonio documental riojano en Internet. A través de los ordenadores del centro es posible acceder a 205 sitios web recolectados en La Rioja y tres colecciones concretas: las elecciones 2015-2016, el cierre del IES Sagasta y la prensa diaria riojana.

También combinando accesibilidad y conservación nació el proyecto BiVirLa, enfocado en la digitalización de obras de especial valor patrimonial y bibliográfico del fondo de la Biblioteca de La Rioja. Su colección se va a ampliar ahora y contará con micrositios de webs individualizadas. La inaugural será la del IER y facilitará el acceso a su archivo, a la vez que dará a conocer el instituto. «Muchos no saben la riqueza del fondo que gestionamos», aseguraba ayer su gerente, Helena Juanes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos