«Si a los niños les ofreces igualdad, respiran igualdad»

Zahida González, en el colegio Escolapias, de Logroño. :: jonathan herreros/
Zahida González, en el colegio Escolapias, de Logroño. :: jonathan herreros

«Tienen que tener las mismas oportunidades para aprender y jugar. Es necesario educar así para el futuro», destaca GonzálezZahida González Profesora de Primero de Infantil

B.M.ZAPORTA

Logroño. Sólo hay que escucharla hablar unos minutos de su profesión para saber que es una apasionada de su trabajo. Ella es Zahida González, profesora de Primero de Infantil en el colegio Escolapias, el centro en el que le brindaron su primera oportunidad como maestra hace quince años. «Comprendí que mi elección de ser profesora era vocacional cuando empecé a hacer prácticas, se me abrieron los ojos. Me di cuenta de que esto era lo mío y que aquí tenía que seguir formándome. Llegué en el momento en el que se soltaba aquella metodología más antigua y se empezaba a trabajar con el constructivismo, mucho más actual», recuerda.

-¿Se le formó en coeducación (educación para la igualdad) durante sus estudios?

-Sí, pero en una coeducación más teórica de la que luego ves en el aula. La coeducación siempre ha estado presente y advierto una mejoría, por ejemplo, en el uso del lenguaje. Desde el colegio, cuando lanzamos participación o colaboración se hace hacia las familias, no es «que os ayude papá», «que lo haga mamá»... Las familias son muy plurales.

-Como profesores transmiten conocimientos, pero tienen una responsabilidad, porque ¿cómo se les educa en clase en igualdad?

-El tema del género es muy importante en las aulas en momentos como el de disponer de los juguetes. Las actividades son en equipo, todo se hace de manera colaborativa. Todos los niños juegan por igual a todos los juegos, no están estereotipados en el aula. La cocinita es para todos.

-¿Se ven iguales entre sí a esta edad?

-Sí, se sienten cada vez más iguales y en la escuela tiene que haber programas y actividades que lo fomenten como el reparto de tareas, que es fundamental, como lo es que se mezclen en actividades, a la hora de jugar, de llevar a cabo los aprendizajes. Tienen que tener las mismas oportunidades para aprender y jugar. Es necesario educar así para el futuro.

-¿Tienen niños tan pequeños roles de género?

-Tienen su carácter, tienden a elegir lo que les gusta, que puede coincidir con esos roles de chico o chica, aunque tú les ofrezcas los juegos por igual, pero otras veces no. Aunque los niños jueguen más a fútbol, no es porque no se les ofrezca la oportunidad de jugar a otra cosa. Ahí está la diferencia y lo importante. Los niños son muy naturales, a veces, fuera de estas paredes les 'contagiamos' un poco, sin querer. Si les ofreces igualdad, ellos respiran igualdad.

-La segregación por sexos ha desaparecido de muchos centros, ¿es beneficioso para educar en igualdad?

-Es muy importante que se mezclen niños y niñas para educar en igualdad. Los colegios han cambiado mucho en eso. En Escolapias las clases están equilibradas en número en ese sentido.

-¿Qué quieren ser las niñas del mañana?

-Hace unos días que hablamos de las profesiones. Muchas niñas explicaban que querían ser dentistas, profesoras, médicos, una dijo que quería ser bombera, policías... Ellas, como ellos, vivencian una sociedad diferente, pueden elegir cualquier profesión y lo hacen de forma natural. Observan puestos de trabajo que a nosotros no nos ha tocado ver de pequeños, como la policía que les indica cuándo pueden pasar para ir al cole.

-¿Con qué problemas se encuentran?

- Están expuestos a la televisión, a lo digital o a la publicidad, en ocasiones, los anuncios son sexistas como se podía ver este año en algunas de las campañas publicitarias para los Reyes, es una pena. Ahí hay mucho trabajo que hacer.

-Es usted coautora, junto a sus compañeras Ana Rosa Alba y Sonsoles Guerras, del programa 'La magia de los buenos tratos'. ¿Cómo hay que reaccionar (educar) frente a los mensajes que les llegan en contra de la igualdad?

-Explicándoselo desde que son pequeños. A los niños hay que legalizarles las cosas. Cuando no entienden digamos, por ejemplo, por qué las niñas pueden ser lo mismo que los niños. Hay que sentarse con el niño o la niña, dialogarlo, hablarlo de igual a igual. Preguntarles por qué piensan de una forma concreta, explicar, ejemplificar. Si a un niño le gusta bailar, ¿por qué no vas a apuntarlo a baile?

-¿Es machista el mundo de la educación?

-Yo no lo he vivido nunca. Creo que es porque nos movemos en el ámbito educativo y los maestros están muy sensibilizados en este tema, es mucho más difícil que se dé el machismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos