Los niños españoles tienen teléfono móvil antes que los europeos

Los expertos destacan los beneficios del pronto acceso de los pequeños a las nuevas tecnologías y minimizan los riesgos que les acechan 'on-line'

ARANTXA HERRANZ

Madrid. Los niños españoles tienen su primer móvil a los ocho años, cuando hace apenas seis no accedían a su primer terminal hasta cumplir los once. De esta manera, España supera la media europea, según el libro 'Entre selfies y whatsapps', que realiza un diagnóstico actual sobre la seguridad de menores en internet.

Maialen Garmendia, una de las coautoras del libro, considera que actualmente hay mayor concienciación sobre los riesgos 'on-line'. «Si hay más uso, es evidente que hay más exposición a los riesgos, pero lo cierto es que el porcentaje de quienes sufren daños es menor», afirma.

Una buena muestra de ello es que, pese a que el 'bullying' es el riesgo más lesivo para niños y jóvenes, «es más frecuente en el cara a cara que de manera 'on-line', por lo que no debemos culpar a la tecnología», señala esta experta. Los autores del libro, no obstante, consideran que, más allá de los riesgos, deben de analizarse las oportunidades del acceso temprano a las tecnologías. De esta manera, destacan que para los menores el teléfono móvil es algo que les permite estar más conectado, tanto con sus amigos (55%) como con su familia (25%). Además, uno de cada cuatro niños siente que está más seguro cuando lleva su 'smartphone'. El terminal, además, les permite, según destaca un 19% de los consultados, organizar su vida más fácilmente.

El informe también recoge que en lo que respecta a la penetración de los 'smartphones' no se observa una brecha socioeconómica en España. Por el contrario, este fenómeno sí se produce en el acceso a los ordenadores. Esto preocupa a los autores del informe, en el sentido de que los ordenadores podrían reducir la brecha en lo referido a las habilidades tecnológicas de los pequeños.

Además, el informe señala que los padres tienden a supervisar lo que hacen sus hijos con el 'smartphone'. Sin embargo, los progenitores se encuentran en la encrucijada de proteger a sus hijos o respetar su intimidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos