La NASA le toma el pulso a Marte

La NASA le toma el pulso a Marte

La misión 'InSight', cuyo despegue está programado para este sábado, será la primera que explorará el interior del planeta rojo

LUIS ALFONSO GÁMEZ

Todo está listo en la Base de la Fuerza Aérea de Vandenberg (California, EE UU) para el lanzamiento de la primera misión interplanetaria de la NASA que no partirá del Centro Espacial Kennedy (Florida). La 'InSight' despegará de la Costa Oeste hacia Marte en lo alto de un cohete Atlas V cualquier día entre este sábado y el 8 de junio y, sea cual sea el caso, aterrizará el 26 de noviembre en Elysium Planitia, donde se convertirá en el primer ingenio humano que eche una mirada al interior del planeta rojo.

«'InSight' es como una máquina del tiempo científica que nos traerá información sobre las primeras etapas de la formación de Marte hace 4.500 millones de años. Nos ayudará a aprender cómo se forman los mundos rocosos, incluida la Tierra, su luna y hasta los planetas de otros sistemas solares», ha explicado el geólogo y físico Bruce Banerdt, investigador principal de la misión. Para hacer eso, el laboratorio está equipado con tres instrumentos principales: el sismómetro SEIS, el HP3 -que se adentrará cinco metros en Marte y medirá el calor que escapa de su interior- y RISE, que estudiará las oscilaciones en la rotación del mundo. La NASA dice que el primero le tomará el pulso a Marte, el segundo medirá su temperatura y el tercero probará sus reflejos. Además, 'InSight' incluye en su equipamiento la estacion meteorológica TWINS, construida en España y que operará el Centro de Astrobiología (CAB).

Si la meteorología lo permite y el laboratorio parte hacia Marte este sábado, para llegar a su destino recorrerá unos 485 millones de kilómetros en 205 días. No lo hará sola. La acompañarán dos CubeSats -MarCO A y MarCO B-, minisatélites que la NASA espera que transmitan información instantánea de la llegada del laboratorio al planeta rojo. Las pequeñas naves gemelas -de 36 x 24 x 11 centímetros- 'escoltarán' a 'InSight' en su largo viaje, pasarán a 3.500 kilómetros de Marte justo cuando inicie el decenso y se pose en Elysium Planitia, y rebotarán instantáneamente la señal del laboratorio hacia la Tierra, mientras que el 'Mars Reconnaissance Orbiter' -que gira alrededor del planeta desde 2005- no podrá hacerlo hasta una hora más tarde. Aunque el éxito de 'InSgiht' no depende de los gemelos 'MarCO', si la primera misión de CubeSats a otro mundo tiene éxito, la NASA prevé usar estas minúsculas naves en futuras expediciones interplanetarias.

El origen de los volcanes

En Elyssium Planitia, uno de los lugares más secos de Marte, 'InSight' empezará a trabajar «un minuto después del aterrizaje». Dedicará su primera semana a la preparación del instrumental, que completará en dos meses y medio después, ya que la perforación del subsuelo para la introducción de HP3 llevará siete semanas. Según las previsiones de la agencia espacial, la misión principal se prolongará un año y 40 días marcianos, o soles, hasta el 24 de noviembre de 2020. Durante ese tiempo, cada terremoto permitirá a 'InSight' conocer mejor Marte.

«Un sismómetro es como una cámara que toma una imagen del interior del planeta. Es como hacerle una tomografía computarizada al planeta», dice Banerdt. Cada terremoto será una suerte de 'flashazo' que ilumine el subsuelo marciano. Aunque un seísmo proporcionará una imagen borrosa, los muchos que sucederán durante ese año permitirán a los geólogos determinar la estructura y composición de la corteza, el manto y el núcleo. Además, 'InSight' ayudará a ahondar en el conocimiento de cómo se formaron los volcanes de Marte, gigantes como Olympus Mons, que ocupa una superficie equiparable a la Península Ibérica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos