La Rioja

Presos del country

vídeo

/ Óscar Chamorro / Virginia Carrasco

  • El grupo Folsom Prison Band presentan su primer trabajo entre una mezcla de la música country tradicional y los acordes del más puro sonido heredado de Nashville

Dicen los que no se han acercado lo suficiente a la música country que este género musical tiene cuatro o cinco temas sobre los que giran todos sus acordes: caballos, vacas, carreteras solitarias y desengaños amorosos. Y nada más. Los que se han tomado la molestia de escuchar más allá de lo evidente, habrán comprobado que sus notas son el resultado de la herencia de una cultura musical que tuvo sus comienzos durante las primeras décadas del siglo pasado.

FOTOS

  • Folsom Prison Band presentan su primer trabajo

El country nació en el sur de Estados Unidos como una mezcla de música folclórica traída por inmigrantes de países europeos, generalmente irlandeses, que se fueron fusionando con expresiones musicales puramente norteamericanas, como el blues o el góspel. Las evoluciones posteriores adquirieron varias denominaciones, y en ocasiones las líneas divisorias son complicadas de distinguir. Honky Tonk, Hillbilly, los sonidos Nashville o Bakersfield (ciudades de origen de determinadas corrientes musicales) se suceden en muchos artistas y grupos musicales que han tomado el relevo de aquellos primeros pioneros del banjo.

Folsom Prison Band (nombre heredado de una mítica canción de Johnny Cash), son los representantes de una de esas evoluciones del country llegado desde Tennessee. Con una base instrumenta típica de este estilo musical, compuesta por violín (Adela Torres), guitarra eléctrica (Juan Murat), contrabajo (María Castillo) y batería (Kike Hernández), sus vocalistas Dany ‘Rock Daniels’ López (también guitarra acústica y armonicista) y Alexandra Durán, interpretan los temas de su primer álbum, llamado precisamente así, ‘1er Álbum’, en base a su deseo de que haya un segundo, tercero, cuarto, quinto...

La banda se formó en el año 2010 dejando claro, desde un principio, su pretensión de hacer un tipo de country influenciado por algunos de los grandes de este género musical que siguen en activo (Dwight Yoakam, Travis Tritt o Alan Jackson, este último con el que sueñan con tocar algún día), cuyo denominador común es un country más eléctrico, más movido y más pensado para ejercitar el cuerpo con el baile en línea o line dance.

Folsom han sido capaces de adaptar el talento de músicos de formación clásica como Adela Torres (profesora de violín en el Conservatorio de Toledo), con la frescura de instrumentistas de rock y country de formación más libre, menos encorsetada y más festiva. De ahí que incorporen a su repertorio temas clásicos de rock o blues porque, según ellos, ‘hoy todo tiende a entenderse y el country desde los años setenta tiende cada vez más a incorporar fusiones con otros estilos’. De hecho, la versión que la banda hace del tema ‘You shook me all night long’ de AC/DC dejaría más que sorprendido al mismísimo Bon Scott.

En ‘1er Álbum’, producido por la emisora KWC Americana Radio Station, Folsom Prison Band ha querido hacer un viaje por el folklore americano. Prueba de ello son los temas como ‘Tell me Lord’, donde se evoca la herencia celta de la música country, o ‘Down Town’, tema que pone banda sonora a su videoclip oficial, que muestra su lado más salvaje y rockero.

vídeo

/ Óscar Chamorro / Virginia Carrasco

El deseo de la banda sería poder tocar en el futuro delante de miles de personas, algo que si ocurre en Estados Unidos, lo que da muestra de la buena salud de este estilo musical mantiene aún en su país de origen. Dany, el líder de la banda, entiende el country como algo familiar, donde personas de cualquier edad la pueden disfrutarla por igual. De ahí su deseo de que ese imaginario gran concierto multitudinario se hiciera a cielo abierto, sin barreras arquitectónicas que limiten la libertad de la que casi siempre se hace eco este estilo musical.

Ante la pregunta de si se puede vivir del country en nuestro país, Dany responde con firmeza que ‘sí se puede’, pero añade que ‘hay que hacer elecciones en la vida y asumir una serie de riesgos. Siempre puedes intentar vivir de un sueño, y convertirlo en realidad. A veces se llega a conseguirlo y a veces no. El que no lo intenta, nunca llega’.

Al final, es una mera cuestión de elección terminar siendo un preso del country el resto de la vida…