Muere una niña de cuatro años, víctima de abusos y maltrato

La madre de la pequeña, hospitalizada desde el miércoles en Valladolid, y su pareja fueron detenidos ante los indicios de agresión

M. J. PASCUAL VALLADOLID.

Una niña de cuatro años, que tuvo que ser ingresada el pasado miércoles en el Clínico de Valladolid con lesiones muy graves, al parecer víctima de abusos sexuales y maltrato reiterado, falleció ayer por la mañana en el centro sanitario. La pequeña, que prácticamente fue hospitalizada ya en situación de muerte cerebral, había sido trasladada al complejo sanitario desde el domicilio de su madre después de que la central de Emergencias 112 de Castilla y León recibiera una llamada de un hombre, al parecer la actual pareja de la madre de la pequeña, en la que pedía ayuda sanitaria porque la niña «se encontraba muy mal».

Durante la exploración practicada a la menor por parte de los especialistas médicos en Urgencias se habría comprobado la existencia de posible abuso o agresión sexual, según indicaron fuentes próximas a la investigación del caso. Los sanitarios activaron el protocolo de protección de menores y la Junta de Castilla y León, a través de la Gerencia de Servicios Sociales de la Consejería de Familia e Igualdad, puso de inmediato bajo su tutela a la niña, así como a su hermana mayor, de doce años, que fue trasladada a un centro de acogida, según confirmaron desde el Gobierno autonómico. A las 10:30 horas, se produjo la parada cardiorrespiratoria de la pequeña.

La madre de las menores, exmilitar de tropa, y su pareja fueron detenidos ayer, al mediodía, por agentes de la Policía Nacional para ser interrogados ante los indicios de agresión que presentaba el cuerpo de la pequeña. El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid, en funciones de guardia, decretó poco después el secreto de sumario. Ahora, con la muerte de la niña, el presunto delito ya no es de lesiones sino de homicidio.

Pero el gran deterioro físico y estado de abandono, las marcas de golpes y la falta de higiene que presentaba la niña habría sido detectado al menos cinco días antes de tener que ser hospitalizada de urgencia. Entonces se realizó un primer parte médico y un atestado policial y, durante su declaración, la madre manifestó haber sido víctima de malos tratos psíquicos por parte de su anterior pareja, un ciudadano de origen búlgaro, quien la habría abandonado hacía un par de meses y se habría marchado fuera de España. Ante el testimonio de supuesto maltrato psicológico, el asunto fue derivado al Juzgado de Violencia de Género, que abrió diligencias, aunque muy posiblemente estas se archivarán porque la mujer se negó a ratificar su declaración inicial.

Ahora, con la muerte de la menor, se abre otra línea de investigación en el Juzgado de Instrucción 6 de Valladolid. Posiblemente, el fiscal de menores se interese por ese primer parte que apreciaba el grado de abandono que presentaba la niña y se aporte a esta otra investigación en curso.

Este caso se suma a una preocupante estadística de violencia sobre los menores de la que alertaba la última Memoria de la Fiscalía Superior de Castilla y León. Los casos de maltrato infantil detectados en la provincia de Valladolid se han duplicado en los últimos años, según se recoge en el informe de 2016, confeccionado con datos del año anterior. La cifra conocida de menores en situación de riesgo durante 2015 fue de 201, muy superior a la contabilizada en la anualidad previa, en el que se registraron 128 casos.

Fotos

Vídeos