Muere France Gall, ídolo de la música pop en Francia

Formó pareja artística con Serge Gainsbourg, rota por la letra de una canción de contenido sexual, y dominó las listas de éxitos en los 60 y 70

I. ESTEBAN

Antes de convertirse en la musa de Michel Berger, France Gall, nacida el 9 de octubre de 1947 en París con el nombre de Isabelle, fue la preferida del compositor Serge Gainsbourg, que le escribió en 1964 'N'écoute pas les idoles' y 'Laisse tomber les filles'. La joven prestó su risa a Gainsbourg para su 'Pauvre Lola' y el compositor pronto le escribió 'Poupée de cire, poupée de son', canción con la que France Gall ganó Eurovisión en 1965 (para Luxemburgo) y que cantó en seis idiomas, entre ellos el japonés. Fue la reina de las listas de éxitos, en Francia y más allá, de los 60 y 70.

La herida llegó con otra canción de Gainsbourg, 'Les sucettes' (1966), o las piruletas, en español. El músico y letrista, luego pareja de Jane Birkin, dio al título y a la letra un doble sentido: el segundo era sexual. France Gall la grabó sin darse cuenta del juego y, cuando se enteró, ya se había convertido en un éxito. Le afectó mucho y rompió su relación laboral con Gainsbourg, quien con esa jugarreta quiso poner a prueba la imagen tierna e inocente de la cantante.

France Gall murió ayer a los 70 años en Nuelly-sur-Seine, zona rica próxima a París, y el país galo se volcó con su figura nada más conocerse la noticia. Los principales diarios franceses abrían sus ediciones digitales con el fallecimiento e incluían extensos artículos sobre su vida y su carrera. Era una gloria nacional a la altura de Johnny Hallyday, que murió hace un mes, el 5 de diciembre de 2017.

Después del escándalo que le produjo semejante sonrojo grabó un tema llamado 'Bonsoir John John', dedicada a John John, el hijo pequeño del asesinado presidente norteamericano John Fitzgerald Kennedy, con el que consiguió que la volvieran a tomar en serio, ya que fue un éxito inmediato.

En ese momento, la joven Isabelle Gall aún no tenía 20 años pero sí un sólido pasado musical, gracias en particular a su padre, el cantante y compositor francés Robert Gall. Escribió canciones principalmente para Edith Piaf ('Les amants merveilleux') y Charles Aznavour ('La mamma').

A los 16 años cantó 'Ne sois pas si bête' (no soy tan tonta), un éxito inmediato. Su director artístico, Denis Bourgeois, la rebautizó con el nombre de France para diferenciarla de otra cantante y fue el iniciador de la colaboración con Serge Gainsbourg. Casada con Michel Berger, que murió a los 44 años, la pareja tuvo dos hijos. En los últimos años pasaba largas temporadas en una isla próxima a Dakar, pero seguía con sus costumbres parisinas: cada mañana, una piragua le acercaba un ejemplar del diario 'Libération'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos