Muere a los 68 años el torero Dámaso González, el rey del temple

J. V. MUÑOZ-LACUNA TOLEDO.

El mundo del toro llora la muerte del torero Dámaso González. Había nacido en Albacete hace 68 años y murió ayer en Madrid como consecuencia de una enfermedad que se le diagnosticó hace un mes. El féretro del torero será trasladado hoy hasta la plaza de toros de Albacete donde se instalará la capilla ardiente y dará una vuelta al ruedo antes de su funeral, que se oficiará en la catedral, y de ser enterrado en el cementerio municipal.

González pertenecía a una familia de ganaderos y en las décadas de los 70 y 80 del siglo pasado se convirtió en una de las grandes figuras del toreo junto a Paquirri, El Niño de la Capea o José María Manzanares gracias a su temple en las faenas. Tomó la alternativa en Alicante en 1969 y dejó de torear en 2003 en Valencia, aunque desde entonces se dejó ver en espectáculos benéficos y se dedicó de lleno a su ganadería.

En 1994 recibió el homenaje de sus compañeros Manzanares y Espartaco en la plaza de toros de Albacete durante una corrida de la feria de septiembre. Precisamente, este año habría cumplido 69 años durante esta feria en el centenario del coso albaceteño, en cuyas inmediaciones se levantó una escultura dedicada a su figura hace dos años.

Torero de temple

González pasó a la historia de la tauromaquia como un virtuoso del temple en su manejo de la muleta. Así lo recuerdan aficionados, críticos taurinos, ganaderos y toreros que este sábado le rindieron su particular homenaje en las redes sociales. Así, el veterano taurino Manolo Molés apuntó que «se ha ido en silencio uno de los grandes, grande como torero, bueno como persona». Por su parte, el ganadero albaceteño Samuel Flores, cuyas reses lidió González en multitud de ocasiones, manifestó que «nos ha dejado un grande, gran torero y magnífica persona».

Entre los maestros, destacó el mensaje del extorero albaceteño Manuel Caballero, para quien «Dámaso fue como un padre» pues le dio la alternativa. Cayetano Rivera quiso recordar que «el maestro Dámaso González fue el que más carteles compartiera con mi padre, Francisco Rivera, Paquirri». «Valor hasta el final y temple. Qué dos magníficas lecciones nos deja», indicó, por su parte, el torero Sebastián Castella.

Fotos

Vídeos