Monstruos de toda clase invaden La Rioja

Logroño. Los niños se lo pasaron de 'miedo' con los sustos, los trucos y los tratos de Halloween. ::/JUAN MARÍN
Logroño. Los niños se lo pasaron de 'miedo' con los sustos, los trucos y los tratos de Halloween. :: / JUAN MARÍN

Las puertas de las Casas del Terror se abrieron en un Halloween de carácter infantil en el que destacaron las fiestas y talleres | La víspera de Todos los Santos copa la agenda de la región y aúna diversión y sustos en una jornada plagada de actividades temáticas

LA RIOJA

Octubre ha llegado por fin, no sin antes dedicar su última noche a las criaturas que el resto del año se esconden en la oscuridad. Monstruos, brujas, esqueletos y otros seres de ultratumba se convirtieron en protagonistas de la jornada de ayer en La Rioja para reivindicar que en Halloween, el miedo y la diversión no están reñidos.

Fotos

En , las fiestas y concursos de disfraces y de calabazas se extendieron por toda la ciudad, donde la jornada tuvo un marcado carácter infantil. El entorno de La Cava-Fardachón se transformó en un aterrador escenario por el que desfilaron terroríficos personajes, entre talleres, exhibiciones e incluso una degustación de chocolate caliente para calmar los nervios. La de ayer fue también una jornada muy literaria, en la que los relatos de terror sobresalieron entre la oferta cultural con el 'Cementerio de Cuentos' de la Escuela Dinámica Teatral y los 'Cuentos solidarios y terroríficos' de Santos Ochoa. Además, no solo los pequeños disfrutaron del día, ya que hubo quien aprovechó la víspera de jornada para vestir sus disfraces en los bares de la noche logroñesa.

Ya fuera de la capital, los visitantes que ayer recorrieron las Calles del Terror en se adentraron en la supuesta historia de una familia de la localidad a la que, tras practicar la güiija, le ocurrieron una serie de infortunios. En grupos de no más de 20 personas, muchos osados caminaron por las estrechas y oscuras calles de la parte antigua de Albelda, donde recibieron sustos a cada paso.

Monstruos y brujas reivindicaron ayer que el miedo y la diversión no están reñidos

En por una parte YMCA celebró la fiesta de Halloween con los alumnos de sus programas de menores, y por otra, el centro joven se convirtió en un pasaje del terror, en 'Conventus', con escenarios terroríficos y hasta 25 actores caracterizados. La entrada costó 1 euro y la recaudación será donada a la Cruz Roja en Haro. Además, varios bares de Haro celebraron sus propias fiestas por la noche de los muertos.

Halloween también ratificó ayer su terrorífico tirón en S. En esta ciudad, el sencillo programa lo organiza una cuadrilla, sin más medios que la imaginación y las ganas. A través de las redes sociales y mediante algunos carteles convocaron a reunirse en la plaza de España y más de 300 personas, a las que se fueron sumando más sobre la marcha, respondieron a su convocatoria. De allí todos se marcharon para el truco o trato.

En , los sustos vinieron desde la pantalla, con la proyección de 'Verónica' en la Sala Florida programada por el área de Cultura dentro de un ciclo de cine de terror especial para las fechas. Y en se celebró una fiesta de Halloween donde hubo tiempo para las manualidades, los disfraces, la música e incluso una merendola.

Por otra parte, la familia Pereda volvió ayer a abrir las puertas de su siniestro hogar en la calle Anastasio Mateo, 7-9 de . Una larga fila aguardaba como cada año a recorrer las tenebrosas estancias de la 'Casa del Terror' villametrense. Los muchos niños y jóvenes que acudieron a la primera sesión del 2017 tuvieron que contener el aliento, ya que los inquilinos de la vivienda han vuelto a cambiar las escenografías. Habrá más pases el próximo sábado de 20 a 00 horas (espectáculos en vivo) y el domingo, de 17 a 21 horas (sólo decorados).

Además, ayer se celebró en un concurso de calaveras con gran éxito de participación ya que hubo 46 niños que llevaron sus calaveras hechas de calabaza. Hubo premios para los tres mejores y en la celebración se pudo degustar una merienda con chocolate y bizcochos. Todo ello organizado por la AMPA de primaria. Los niños acudieron disfrazados y llenaron las inmediaciones de la casa de cultura. Luego, los más atrevidos, subieron al cementerio o recorrieron las casas pidiendo dulces.

Todos estos actos llenaron un año más el último día de octubre, cuya celebración goza cada vez más de más popularidad entre los pequeños. Así, entre risas y sustos paso ayer el día más terrorífico del año.

Fotos

Vídeos