Más de 815 millones de personas pasan hambre en el planeta

El director de la FAO considera una «vergüenza» el avance de la inseguridad alimentaria pese al incremento de la riqueza

DARÍO MENOR ROMA.

En el mundo cada vez hay más personas que pasan hambre. En 2016 eran 815 millones, 38 millones más que el año anterior, lo que muestra una inquietante ruptura con la tendencia a la baja que venía registrándose desde 2003. Los conflictos armados y políticos, junto a los desastres naturales motivados por el calentamiento global, son los responsables de este incremento, según los datos registrados en el informe sobre el estado mundial de la seguridad alimentaria y la nutrición, presentado ayer en Roma por la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Para comprobar dónde ha ido aumentando el hambre no hay más que coger un mapa y recordar los últimos desastres humanitarios: Sudán del Sur, Yemen, Somalia, Nigeria... e incluso Venezuela, donde se registra uno de los mayores crecimientos porcentuales de toda América y ya el 13% de la población sufre desnutrición. La última ocurrencia del Gobierno de Nicolás Maduro para combatirla es el llamado 'plan Conejo', con el que pretende animar a los venezolanos a que críen en sus casas estos animales para aumentar la ingesta de proteínas. «Hay un problema cultural, pues nos han enseñado que el conejo es bien bonito, pero viéndolo desde el punto de vista de la guerra económica una coneja pare diez o doce conejitos y en dos meses tenemos un conejo de dos kilos y medio», comentó Maduro, quien bromeó además diciendo que «los conejos se reproducen como conejos». La terrible crisis política, social y económica que vive Venezuela ha obligado a la población a reducir el consumo de carne unos ocho kilogramos de media respecto al año anterior.

LAS CIFRAS

155
millones de niños menores de cinco años tienen retrasos en el crecomiento por desnutrición.
38
millones de personas es lo que ayumenta el numero de personas que pasan hambre respecto a 2015

De los 815 millones de personas hambrientas, casi 520 millones se encontraban en Asia, unos 243 millones en África y 42,5 millones en América Latina y el Caribe. La cifra está por debajo de los 900 millones registrados en el año 2000, pero el aumento genera preocupación ya que si se confirma en los próximos años la tendencia, hará imposible alcanzar el objetivo internacional de acabar con el hambre para 2030.

«La inseguridad alimentaria global ha aumentado y, con toda la tecnología y toda la riqueza que hay, es una vergüenza», afirmó el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley, que pidió a los líderes mundiales que actúen para acabar con los conflictos y, por tanto, con el hambre que se deriva de ellos. También han sido devastadores para la nutrición fenómenos meteorológicos como 'El Niño', responsable de sequías e inundaciones.

El informe sobre el hambre de la ONU pone cifras a la desnutrición infantil. Hay 155 millones de niños menores de cinco años con retrasos en el crecimiento por la desnutrición crónica, de los que 122 millones viven en países en guerra. También pone el foco el estudio en el sobrepeso, un problema que junto a la obesidad afecta a 641 millones de personas, de los que 41 millones son niños. Otra dificultad registrada por las agencias de Naciones Unidas es la anemia, que sufren 613 millones de mujeres en edad reproductiva.

«En 2017 el esfuerzo que debemos hacer es incrementar las acciones humanitarias y los instrumentos de desarrollo. No pondremos fin al hambre en 2030 si no afrontamos todos los factores que minan la seguridad alimentaria», comentó José Graziano de Silva, director general de la FAO. El informe revela que en los países afectados por conflictos, la prevalencia del hambre es entre un 1,4 y un 4,4% más alta que en otras naciones.

Las asociaciones de agricultores analizaron el estudio de la ONU con una advertencia: el repunte de la desnutrición se produce pese a que el precio de las materias primas agrícolas está en su nivel más bajo de los últimos cinco años. Para Gilbert Houngbo, presidente del Federación Internacional de Desarrollo Agrícola, es «difícil interpretar» esta ligera progresión entre 2013 y 2015. «Pero en 2016, el incremento es realmente serio y constituye nuestra mayor preocupación en 15 años», declaró a AFP.

Houngbo advirtió especialmente «del creciente impacto» del cambio climático, con «la sequía que perdura en Somalia, Etiopía y en África Oriental». «Las inversiones a largo plazo son insuficientes para permitir que las poblaciones rurales en las zonas más recónditas puedan vivir de sus cosechas», añadió. «Hay que reconocer que hay una toma de conciencia de la comunidad internacional sobre este problema», pero es necesario «relanzar la inversión agrícola a largo plazo», apuntó. En particular, Houngbo llamó a invertir en los pequeños agricultores, responsables del 80% de la producción agrícola en África, pese a que sus explotaciones tienen una superficie promedio que no excede las dos hectáreas.

Fotos

Vídeos