El mexicano Jorge Volpi gana el premio Alfaguara

Jorge Volpi. :: efe/
Jorge Volpi. :: efe

El escritor reconstruye en 'Una novela criminal' un oscuro secuestro que provocó un choque entre Francia y México

MIGUEL LORENCI

madrid. El mexicano Jorge Volpi (1968) es el ganador del Premio Alfaguara de novela 2018 gracias a 'Una novela criminal', obra presentada con el mismo título y bajo el seudónimo G. Fuchs. Se trata de «un fascinante relato sin ficción», según el jurado, que la premió por mayoría. Recrea el 'caso Cassez-Vallarta', un enrevesado y oscuro asunto de secuestro que devino en conflicto judicial, que durante años conmocionó a la sociedad mexicana y generó un grave incidente diplomático entre Francia y México. Dotado con 175.000 dólares (142.000 euros), el galardón falló ayer su XXI edición.

«Rompe con todas las convenciones del género -destacó el jurado en su fallo- al colocar al lector y a la realidad frente a frente, sin intermediarios» y «convierte al narrador tan solo en el ojo que se pasea sobre los hechos y los ordena», planteando «solo preguntas» y constatando, en ausencia de respuestas, «la perplejidad de lo real», decía el acta del fallo.

«Es una novela sin ficción, un genero extraño, un híbrido entre literatura y periodismo que aborda un asunto criminal que conmocionó a México y a Francia», contó el propio Jorge Volpi por videoconferencia desde Mexico D. F. «Está en la estela de 'A sangre fría' y, como hizo Truman Capote con sus protagonistas, yo me he entrevistado con los implicados», precisó Volpi. Explicó que ha buceado en las más de 10.000 páginas del expediente sobre el escabroso asunto que generó la detención en 2005 de dos ciudadanos franceses acusados de secuestro y de haber liderado una inexistente banda denominada 'Los Zodiaco'.

Se trata de Israel Vallarta y Florence Cassez, protagonistas, a juicio de Volpi, «de uno de los mayores montajes policiales de la historia de México». Un culebrón policial y judicial «con momentos muy impactantes», como el «enfrentamiento directo» entre los entonces presidentes de México y Francia, Felipe Calderón y Nicolas Sarkozy, y que se saldaría con la liberación de la mujer, «pero que mantiene a Israel Vallarta en la cárcel, sin que ni siquiera haya sentencia, desde hace once años».

«Con este desafío recuperé mi vocación jurídica», dijo Volpi, abogado de formación que se impuso a sí mismo «dar una forma literaria al magma judicial» y «no sacar conclusiones absolutas». «Es una novela sobre la búsqueda de la verdad y la posibilidad de hallarla en un océano de documentos judiciales».

«Fue una coincidencia asombrosa. Estaba de camino a México para participar en una reunión del Consejo Universitario de la UNAM, al que pertenezco, y conocía la buena nueva del fallo», explicó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos