METÁFORA VANGUARDISTA DEL GALANTEO

ALBERTO PIZARRO - CRÍTICA DE ARTE

Un soneto me manda hacer Violante, / que en mi vida me he visto en tanto aprieto...». Así comenzaba la composición de Lope de Vega que nos hicieron aprender en el colegio. En aprieto similar me veo al tener que escribir sobre la 'performance' que protagonizaron la riojana Verónica Peña y el argentino Héctor Canonge, el día 7 de julio, entre la plaza de la Oficina de Correos y frente a la Gota de Leche.

Actuaron durante más de una hora, supongo que con el ánimo de entretener, sugerir e incluso aleccionar, o que cada espectador sacase una conclusión de sus dos actos. ¿Qué me sugirió la escenificación? El cómo las tentativas y sueños amorosos de los hombres son despreciados... inicialmente. Él lanzaba algodones al aire (ensueños), mientras caminaba ceremonioso, histriónico, pavoneándose; mientras ella permanecía sin moverse de su sitio, arrojando bruscamente bolsas de harina contra el suelo (rechazo), que originaban una polvareda (disimulo). Y después, soplando juntos hacia el interior de un garrafón casi lleno de vino, mediante sendos tubos enrollados en torno a sus respectivos cuellos, como para 'ahorcarse', haciendo emerger una enorme cantidad de burbujas rosa-lila (relación admitida e ideales compartidos). ¡Cuántas veces el no reiterado de una mujer camufla un sí definitivo!

Aunque si usted lo presenció quizá sus conclusiones fueran otras. Porque cuando él soplaba algodones y ella arrojaba bolsas, un muchacho que estaba a mi lado opinó: «Me parece que es una manifestación». Y unos niños, que correteaban unas veces y permanecían sentados otras frente a los 'performers', quizá se preguntaron cómo se podían desperdiciar así el vino, la harina y el algodón, cuando les daban tan buen uso en casa.

Verónica inició su formación con Navaridas, ampliando estudios en Turín y Nueva York, donde se graduó en Bellas Artes y fijó su residencia. Considera que el traslado a Nueva York no es un paso necesario en la trayectoria de un artista, y que la vivienda y la añoranza condicionan el tipo de obra. Su laboreo abarca vídeo, instalación y performance, para explorar la ausencia, la separación y la búsqueda de la armonía. Ha realizado exposiciones en Estados Unidos y España. Algunas de sus obras conforman colecciones públicas de Europa y Norte-américa. Figura en el puesto 96 del ranking elaborado por Santiago Murillo, tras votación popular, que puede encontrarse en Internet bajo el epígrafe ¿Cuáles son los mejores artistas plásticos contemporáneos? Entre los riojanos se sitúa tras Navaridas y Balanza, siendo la única mujer enlistada de nuestra plástica.

Concluía Lope de Vega: «... contad si son catorce, y está hecho». Con las palabras que caben en este espacio, espero haberles enterado a ustedes de qué fue la cosa.

Fotos

Vídeos