Medidas de prevención

D. AYLLÓN

madrid. Para todos estos padres y madres desconsolados, la huida de sus exparejas con sus hijos se podría haber evitado. «Dentro de la Unión Europea deberían pedir autorización del otro progenitor para viajar con un menor, sea al destino que sea», reclama Alejandro Altisen. «El primer filtro tienen que ser las propias líneas aéreas, estas deberían pedir una autorización del padre o la madre, porque podrían ser cómplices de un secuestro», asegura este padre.

La abogada y miembro de Clamís -Asociación Internacional en Mediación Familiar y sustracción parental de menores- Silvia Sejas cree que la mejor medida de prevención es la información. «Hay que dar a conocer qué es un secuestro y una retención ilícita, además de dejarse asesorar por abogados y mediadores familiares internacionales». Según la abogada, estos casos «suelen darse» porque «hay muchos padres que piensan que no entregar a los hijos no conlleva ningún delito».

Además, asegura que la situación se agrava, ya que normalmente los abogados que llevan estos casos «no son especialistas en secuestro, sino en derecho de familia y no conocen en profundidad el Convenio de La Haya de 1980. Y cometen errores o no representan adecuadamente la necesidad de padres y niños», sentencia Sejas.

Fotos

Vídeos