Medidas antisuicidio para la pareja presa por matar a una niña

Asociaciones contra la violencia de género se concentran en Valladolid y reclaman «responsabilidades» por el fallo de los protocolos

M. J. PASCUAL VALLADOLID.

Acompañados día y noche por presos 'de confianza' para evitar que se suiciden. Así permanecerán los dos sospechosos del crimen de la niña de cuatro años de Valladolid, mientras estén en prisión preventiva y sin fianza a la espera de lo que determine la autoridad judicial, que todavía está pendiente del informe forense y mantiene el secreto de sumario sobre la investigación. Mientras ayer le era practicada la autopsia a la pequeña, pasaban su primer día en la prisión de Villanubla su madre, Davinia M. G., de 37 años, cabo del RETES 22 (Comunicaciones)y su pareja desde hacía aproximadamente un mes, que era, según fuentes vecinales, quien más tiempo pasaba en el domicilio de la calle Cardenal Torquemada.

Fue el hombre quien llamó al 112 pidiendo una ambulancia diciendo que la niña «estaba muy mal» el pasado martes, al ver que la pequeña entraba en parada cardiorrespiratoria por los reiterados abusos sufridos, mientras que la madre, que en ese momento estaba de servicio en su puesto del Palacio Real, recibía la llamada para que fuera al hospital, donde se presentó de uniforme.

Ambos se encontraron en Urgencias Pediátricas y permanecieron bajo vigilancia policial hasta que la niña falleció el pasado jueves por la mañana y fueron puestos a disposición judicial. La magistrada del Juzgado de Instrucción 6, en funciones de guardia, ordenaba la prisión preventiva, comunicada y sin fianza para la pareja e ingresaron en el centro penitenciario en la tarde del viernes.

Ayer, más de un centenar de personas se concentraban en la plaza de Fuente Dorada para «exigir responsabilidades» y en repulsa por el asesinato de la niña maltratada. Durante la concentración, convocada por la Coordinadora de Mujeres de Valladolid y la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos, se pidió que se determinen todas las responsabilidades porque «han fallado los protocolos»

Fotos

Vídeos