Luis Xubero, en danza con Ziripot

El autor. Luis Xubero posa ante varios óleos de su exposición 'Carnaval'. Abajo, detalle de tres dibujos a lápiz de la misma muestra. :: díaz uriel/
El autor. Luis Xubero posa ante varios óleos de su exposición 'Carnaval'. Abajo, detalle de tres dibujos a lápiz de la misma muestra. :: díaz uriel

El artista riojano expone 'Carnaval' en Caja Rioja-Bankia Gran Vía hasta el 27El autor recorre a través de sus 25 óleos y dibujos los ritos ancestrales, danzas y personajes de los Carnavales del norte de Navarra

ESTÍBALIZ ESPINOSA

logroño. es el personaje principal de los carnavales de Lantz, el más perverso. Cuenta la leyenda que los vecinos, hartos de sus fechorías, decidieron capturarlo y eligieron a para sujetarlo, dada su gran corpulencia. Los grupos de vecinos que también participaron en la gesta, los , temerosos de fracasar en el intento y de ser posteriormente escarmentados, se taparon las caras y se disfrazaron.

Estos y otros muchos protagonistas de los carnavales del norte de Navarra protagonizan la última exposición de Luis Xubero (Calahorra, 1944), instalada desde ayer y hasta el día 27 de enero en el Centro Fundación Caja Rioja-Bankia de Gran Vía.

Regresa así Xubero al escaparate público con un nuevo monográfico, 'Carnaval', donde reúne diez óleos y quince dibujos a grafito que introducen al espectador en las danzas y rituales mágicos del Carnaval euskaldun. Para ello, el artista riojano y Galardón a las Artes de La Rioja 2005 ha viajado a través de sus pinceles y lápices (que no físicamente) hasta Lantz, Lesaka, Ituren y Zubieta, donde se ha codeado con hombres de paja, brujas aulladoras, herreros, mayordomos, carboneros..., con la muchedumbre que tradicionalmente anuncia la llegada de la Cuaresma en la vecina comunidad navarra.

¿Por qué precisamente el Carnaval? «Yo no elijo el tema, el tema me elige a mí», asegura el autor. «Desde hace tres décadas mis exposiciones son monográficas y con un criterio de universalidad (ha pintado la Alhambra, Venecia, sobre el vino, el paisaje riojano...). Elijo un tema, lo desarrollo y, cuando lo acabo, carpetazo. Eso me permite saltar de una exposición a otra, cambiar los colores de la paleta, la actitud... en definitiva, no repetirme. Además, cuando uno se hace mayor conviene darse un homenaje de alegría, de colores en la paleta».

En esta ocasión, el color lo proporcionan sus óleos y las escenas en grupo, mientras que reserva el lápiz negro para presentarnos a los personajes carnavalescos individualmente. Estos últimos dibujos son más dramáticos, porque -como explica- «el Carnaval tiene mucho de drama, de puesta en escena y, si quieres, de poso de tristeza. Por eso he acudido al blanco y negro, porque no todo es alegría en el Carnaval, también hay un sentido interior que es el que prevalece».

Curiosamente, Luis Xubero no ha vivido en persona, sino a través de imágenes, los carnavales que titulan su exposición. «No he estado allí porque yo me pongo malo hasta con la celebración de un bautizo. Tengo mal carácter y mal pronto, y no me gusta que me empujen; hasta en La Laurel me siento incómodo». Reconoce, eso sí, que le gusta vivir aquello que pinta, «pero cuando tuve la idea de esta exposición ya se habían pasado los carnavales navarros, aunque este año iré a verlos para ver dónde he fallado y dónde no».

Disciplinado y madrugador

A falta de un vivencia propia, el artista se documentó con el fondo fotográfico de su amigo Alfredo Ayarza, «que igual tiene 600 diapositivas de este Carnaval, y fuimos haciendo una selección hasta que me quedé con los temas», explica horas antes de inaugurar su exposición.

El resultado, 25 obras de un realismo pictórico que en ocasiones raya lo fotográfico, y donde el artista mima el detalle y potencia el color con sus veteranos pinceles. Y en pequeño formato. «Este formato a mí me causa cierto malestar -reconoce- porque tengo que pintar con calzador y me hubiera apetecido hacer cuadros más grandes, donde hubiera más mancha, más materia. De todos modos, he procurado que no quede demasiado pulido».

Un año le ha llevado a Luis Xubero recrear su 'Carnaval', aunque un año en la vida de alguien tan disciplinado (trabaja diez horas prácticamente todos los días), madrugador y aburrido como él -según confesión propia- da mucho de sí. Lo que en absoluto aburre es Xubero-artista, que en cada nueva exposición sorprende con temas, disciplinas y técnicas diferentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos