El PP no logra el respaldo del Congreso para frenar los bulos en internet

NURIA VEGA

madrid. El diputado del PP, Teodoro García Egea, subió ayer a la tribuna del Congreso con papeles que rasgar. Cada folio contenía un mensaje falso difundido en las redes sociales y rebotado por miles de internautas. Como ejemplo, el fallecimiento en septiembre del juez Javier Martínez Lázaro, rebautizado en Twitter como Juan. «Ha muerto en extrañas circunstancias, llevaba el 'caso Gürtel' a propuesta del PSOE», publicaba un usuario. Pero el magistrado padecía cáncer y no estaba a cargo de la investigación. «Contra esto hay que luchar», sentenció el representante de los populares.

El PP pretendía declarar la guerra a las llamadas 'fake news', noticias falsas que, según el partido conservador, pueden acabar «debilitando» las instituciones y las democracias. Pero la proposición no de ley terminó estrellándose en el panel de votación.

En realidad, la alerta se disparó en el Gobierno durante el proceso secesionista. Fuentes gubernamentales sostienen que en la jornada del referéndum del 1 de octubre las imágenes de cargas policiales, muchas de ellas fotografías de archivo, dañaron la imagen de España a nivel internacional y exigieron esfuerzos diplomáticos posteriores.

Pero el PSOE, que ayer estaba dispuesto a negociar el contenido de la propuesta del PP, quiso distinguir entre la necesidad de hacer frente a campañas de desinformación orquestadas contra gobiernos, instituciones de la UE o procesos electorales, y la intención de los populares de articular «métodos» para detectar posibles bulos en la red y proceder a su «sellado». El diputado socialista José Ignacio Sánchez Amor advirtió de que este planteamiento se desliza hacia un «recorte de libertades y hacia la censura».

Para entones, la portavoz de Podemos, Irene Montero, ya había señalado al PP como el «más peligroso fabricante de noticias falsas», sobre todo por la «infamia» de ubicar a ETA tras el 11-M.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos