MÚSICA

Jonas Kaufmann rinde homenaje a la ópera francesa en un álbum que recoge arias escritas en su mayoría en la parte central del siglo XIX. El tenor alemán ha elegido piezas de óperas tan famosas como 'Manon', 'Carmen', 'Los pescadores de perlas', 'Werther' y 'Los cuentos de Hoffman' junto a otras muy poco interpretadas. Ahí están 'Le roy d'Is', 'Mignon' y 'La juive', títulos que solo los muy aficionados a las rarezas líricas conocerán.

Si escuchas este disco sin ninguna información previa, pensarás que se trata de alguna joya olvidada del soul grabada a principios de los setenta. Pero no. Producido por Danger Mouse, en el segundo trabajo de Curtis Harding encontramos vibrantes homenajes al 'northern soul', acercamientos a la psicodelia y baladas de corte clásico. Si te gustan Marvin Gaye, Isaac Hayes, Curtis Mayfield y Bobby Womack, Curtis Harding es tu hombre.

Lizz Wright se postula como una de las mejores vocalistas del jazz actual. Pero aquí también hay soul, blues, folk y gospel. Se apropia de una decena de temas ajenos que pese su diversidad y disparidad temporal -casi un siglo separan 'Singing in My Soul' de Thomas Dorsey, y 'Grace' de Rose Cousins- suenan sorprendentemente hilvanados gracias a su voz de algodón. Uno de esos discos reconfortantes capaces de restañar cualquier herida.

Situados en un punto intermedio entre el tradicionalismo de Wilko y las aventuras experimentales de Radiohead, The National se han consolidado como una de las bandas imprescindibles del panorama roquero. En su séptimo trabajo, el quinteto de Ohio incorpora cajas de ritmos y 'loops' a unas composiciones elegantes cimentadas en las melodías de guitarras que se enriquecen con ocasionales arreglos orquestales.

Dee Dee Bridgewater rinde homenaje a su ciudad natal recreando composiciones asociadas con Memphis, una de las cunas de la música popular estadounidense. La diva del jazz se muestra respetuosa con clásicos del soul sureño como 'Yes, I´m Ready', 'Try I Little Tenderness' y 'B.A.B.Y', le da una vuelta de tuerca al blues de B.B. King ('The Thrill Is Gone') y se divierte aportando 'groove' a dos temas de Elvis Presley: 'Don't Be Cruel' y 'Hound Dog'.

El trío londinense de indie-pop aparca la oscuridad y melancolía de sus trabajos previos y abre la ventana para dejar entrar la luz. En su tercer álbum, sustituyen el menos es más por el más es menos. Canciones optimistas plagadas de bajos sinuosos, melodías accesibles y ritmos sintéticos para bailar con una sonrisa en la discoteca o en la habitación de tu casa. Eveything But The Girl se estarán muriendo de envidia. Puro pop del siglo XXI.

Después de haber triunfado hasta convertirse en uno de los tenores más solicitados del mundo con papeles en óperas de Rossini, Donizetti y Bellini, Juan Diego Flórez se adentra en Mozart. El CD incluye arias de 'La flauta mágica', 'Don Giovanni', 'Così fan tutte', 'El rapto en el serrallo', 'Idomeneo', 'La clemenza di Tito' e 'Il re pastore'. Flórez borda a un compositor que hace jugar a los cantantes y los engaña con la aparente facilidad de partituras en las que lo difícil no está escrito.

China Moses se está labrando una carrera intachable en la que no da un paso en falso. Tras rendir tributo al cancionero de Dinah Washington y a las grandes intérpretes de la historia del blues, presenta su primer disco con composiciones propias. El repertorio no tiene desperdicio y bascula entre el swing con metales, el jazz de medianoche ('Ticking Boxes', 'Whatever'), el blues ('Hungover') y la rítmica funk de 'Disconnected' y 'Watch Out'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos