La Rioja

«Escribir poesía es como resolver un problema»

El poeta Karmelo Iribarren.
El poeta Karmelo Iribarren.
  • Karmelo C. Iribarren, poeta realista y nocturno, reivindica los versos «que todo el mundo entiende» en 'El amor, ese viejo neón'

Cree Karmelo C. Iribarren que existen dos tipos de poetas: los oscuros y «los que todo el mundo entiende». «Los oscuros muchas veces nos rechazan, pero nosotros no tenemos ese sentimiento con ellos», cuenta Iribarren, poeta realista, nocturno pero no maldito, que publica 'El amor, ese viejo neón' (Aguilar).

Reivindicado por los jóvenes y adorado en las redes sociales, Iribarren no se considera un maestro de nada ni de nadie, pero su poesía coloquial, que habla de bares, de alcohol y de mujeres, destila verdad por los cuatro costados. «Yo vi mucha realidad de golpe, muy pronto, descubrí las cosas de la vida muy rápido en aquella época», recuerda. Aquella época fueron los años 80, cuando trabajaba de camarero en un bar de San Sebastián donde iban muchas chicas jóvenes, años duros de crisis económica y asesinatos de ETA, que no le influyeron directamente, pero sí conformaban el paisaje de sus vivencias.

Pocos dirían que este vasco serio se define a sí mismo como «un sentimental». 'Vivió una breve historia de amor que le duró toda la vida'; 'En cuanto el amor deja de dolernos, salimos a por más', escribe Iribarren en sus estupendos aforismos. «Con los aforismos estás todo el día pensando y perdiendo el tiempo. Voy por la calle, se me ocurre algo y lo apunto porque puede ser el germen de una idea y no sé si esa idea me va a servir», explica el poeta, que empezó a escribir por una profesora en 3º de Bachillerato y que 30 años ha estado por debajo de la superficie de la crítica. «Ahora he salido un poco a flote, pero es que la crítica está a otra cosa y no suele correr riesgos», cuenta. «Escribir poesía es resolver un problema, pero cuando yo termino un verso, ya me empiezo a alejar de él», afirma.

Temas