«No es un libro sectario, todo lo que cuenta es la verdad de las mentiras»

Joaquín Leguina y Rubén Buren son coautores del libro sobre Melchor Rodríguez 'Os salvaré la vida'. :: l.r./
Joaquín Leguina y Rubén Buren son coautores del libro sobre Melchor Rodríguez 'Os salvaré la vida'. :: l.r.

Este lunes Joaquín Leguina presenta en Logroño 'Os salvaré la vida', novela que firma al alimón con Rubén Buren sobre la figura de Melchor Rodríguez, 'el ángel rojo'

E. ESPINOSA LOGROÑO.

Si hace un año fue el autor riojano Andrés Pascual el ganador del Premio de Novela Histórica Alfonso X El Sabio, en la presente edición el galardón ha recaído en Joaquín Leguina y Rubén Buren por 'Os salvaré la vida', libro que recoge la historia del sindicalista y anarquista Melchor Rodríguez, conocido como 'el ángel rojo'. Un personaje tan infravalorado como heroico, que salvó miles de vidas -también de sus enemigos políticos- en una de las épocas más oscuras de nuestra historia. Leguina y Buren estarán hoy en el Aula de Cultura de Diario LA RIOJA-UNIR (20 horas en el Centro Ibercaja de Portales).

Aula de cultura

-Este libro es una iniciativa suya. ¿Por qué quiso recuperar la figura de Melchor Rodríguez?

-Lo conocía a través de algún libro, pero siempre creí que era un funcionario de prisiones porque iba de punta en blanco, y resulta que era un obrero; ilustrado, pero obrero. Me interesó mucho, pero luego me encontré con la dificultad, para mí insalvable, de las cuestiones sentimentales y familiares del personaje. Busqué a Rubén Buren (biznieto de Melchor Rodríguez) y decidimos seguir juntos.

«El anarquismo prácticamente se ha disuelto, pero no el pensamiento anarquista» (Leguina)

-No es un libro complaciente. Muestra las luces y sombras de la República, de los anarquistas, los socialistas e incluso de Melchor.

-No es sectario ni es un libro de homenaje, pero todo lo que se cuenta ahí es la verdad de las mentiras. Hay ficción y hay verdad histórica.

-¿Cómo han resuelto esta visión crítica un socialista como usted y un anarquista como Buren?

-Peleándonos un poco. Buren considera a los comunistas enemigos del pueblo, pero yo no creo que sea para tanto. Un lector normal se encontrará con una novela que no es sectaria, que no tiene pelos en la lengua en el sentido de contar todas las miserias que ocurrieron en Madrid durante la Guerra Civil; desde el hambre hasta los asesinatos en masa, no hemos querido ocultar nada. En ese sentido creo que hemos conseguido atemperar nuestros propios humos.

-El anarquismo humanista que practicaban Melchor Rodríguez y los libertos ¿es hoy una utopía?

-Las predicciones ideológicas son utópicas, sean de izquierda, de derechas o de centro. Y esa utopía sigue existiendo, aunque desde el punto de vista político y sindical creo que el anarquismo prácticamente se ha disuelto, pero no el pensamiento anarquista. Creo que hay siempre un pensamiento libertario en la buena izquierda, en la no sectaria. En mi relación con Buren y la figura de su bisabuelo he descubierto mucha y buena literatura anarquista que desconocía.

-¿Por qué no se ha aireado hasta ahora la historia de Melchor?

-Por dos razones. Porque el anarquismo decayó tras la Guerra Civil y no se recuperó cuando llegó la democracia, que es cuando se pudo escribir sobre el tema de la guerra. Y en segundo lugar, porque pone en evidencia para la izquierda que aquí, en la retaguardia, hubo muchos asesinatos y eso no interesa recordarlo. Las checas no las inventan los franquistas, son centros de detención ilegales de donde se salía cadáver normalmente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos