Un libro homenajea a Antonio Larrea, un «puente» entre el pasado y el futuro

José Luis Gómez, César Luena y Santiago Vivanco. :: vivanco
/
José Luis Gómez, César Luena y Santiago Vivanco. :: vivanco

JÖEL LÓPEZ

Haro. «Toda idealización empobrece la vida». César Luena citaba ayer a Conrad para presentar el libro que, después de siete años de trabajo, ha escrito con la ayuda de José Luis Gómez y que repasa la trayectoria de Antonio Larrea como director de la Estación enológica de Haro y del Consejo Regulador.

A pesar de llevar el subtítulo de 'El alma del Rioja', Luena matizaba que este libro es «una historia de éxito pero a lo largo de treinta años de problemas y dificultades».

El trabajo presentado ayer en la Enológica contó con la introducción de Santiago Vivanco, presidente de la Fundación Vivanco para la cultura del vino que compró en su día el llamado fondo Larrea.

Dicho archivo contiene toda la documentación que Larrea recopiló durante los treinta años de servicio al Rioja.

Desde la firma del convenio entre Vivanco y la Universidad de La Rioja para el estudio de la figura de Larrea en 2012, tanto el catedrático de Historia moderna José Luis Gómez y César Luena, que se convirtió en Doctor por una tesis sobre el propio Larrea, bucearon en estos archivos para conocer la verdadera dimensión del personaje.

Luena tiene claro que Larrea es el «puente» entre el pasado y el futuro del Rioja en esta región. Y añadía: «Y un puente nos ubica siempre en el presente».

Larrea, según sus autores, tenía «un alma resistente» que con maneras de «funcionario responsable» estableció, por ejemplo, los principios de «conocer, orientar y enseñar» que han guiado a la Enológica hasta ahora.

José Luis Gómez insistía, al final del acto, en el camino recorrido por historiadores y expertos para que «ahora ya se pueda hablar de la cultura del vino». El libro está editado por la Fundación Vivanco para la cultura del vino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos